Fondo para estabilizar mercado de combustibles y congelamiento de precios generan críticas de expertos

Varios analistas insistieron en que la cración del fondo constituye una reforma tributaria, que escapa a las funciones del Ejecutivo.

POR:
diciembre 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2009-12-30

"Eso no se puede decretar por resolución ministerial. Ha debido ser debatido por el Congreso", opinó el consultor económico Mauricio Cabrera.

Al fondo anunciado por el Gobierno -contemplado en el Plan de Desarrollo- irían a parar alrededor de 1.600 pesos por cada galón vendido al consumidor, que se ahorrarán con la idea de amortiguar futuras alzas del petróleo.

 Cabrera calificó como "un abuso" la decisión de congelar los precios de los combustibles en lugar de bajarlos, como está ocurriendo en todo el mundo.

En el mismo sentido se pronunció el senador liberal Hugo Serrano, para quien es claro que el Congreso deberá pedirle explicaciones al Gobierno por haberse tomado la atribución de crear una cuenta que, a su juicio, servirá para financiar el gasto público en el 2009, un año en que habrá menos ingresos por el menor crecimiento económico.

Serrano sostiene que una de las razones que impiden abaratar la gasolina y el diésel es que estos dos combustibles son una gran fuente de ingresos para la Nación. El congresista calcula que -a los precios actuales- la gasolina representa un promedio diario de 5.200 millones de pesos en tributos.

"La creación del fondo era facultad del Legislativo, al cual no se consultó. El Gobierno debe reflexionar, porque está cobrando un impuesto que no debía cobrar", señaló.

Dueños de bombas se oponen

Hasta los distribuidores minoristas de combustibles, dueños de las estaciones de servicio, se declararon "profundamente desilusionados" por el congelamiento de los precios.

"Entendemos las afugias que tiene el Gobierno en relación con el Presupuesto, pero hay un malestar generalizado porque todo el mundo entendía que los combustibles debían bajar y ello no ocurrió", dijo Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol. Para el dirigente gremial, la medida es un arma de doble filo. Si el consumo de gasolina se redujo en el pasado, cuando la economía pasaba por sus mejores momentos, recordó, es probable que la demanda se contraiga aun más en el 2009, producto de la desaceleración y los precios altos.

Younes coincidió en que el fondo de estabilización debió ser puesto a consideración del Congreso, como se hizo en su momento con el Fondo de Ahorro y Estabilización Petrolera.

Siga bajando para encontrar más contenido