Fondo patrimonial respalda a Malpelo

El recién creado Fondo Acción (FA) –que proveerá financiación estable y de largo plazo al área protegida del ecosistema marino de Malpelo, donde el Gobierno creó desde 1995 el Santuario de Fauna y Flora– solicitó al Fondo para la Conservación Global (Global Conservation Fund - GCF) una donación de 2,5 millones de dólares.

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

De esta manera se establece un fondo patrimonial para Malpelo y, como contrapartida, el FA se compromete con una suma similar que permitirá totalizar 5 millones de dólares. Según Jennifer Morris, vicepresidente del GCF, explica que “Estos son instrumentos efectivos para apoyar el manejo eficaz y de largo plazo de las áreas protegidas. Por eso, el que se creó para Malpelo generará una corriente financiera estable que permitirá alcanzar los objetivos centrales del Plan de Manejo”. Gestionar los recursos para esta joya ambiental ubicada en el Océano Pacífico Oriental Tropical, a unos 500 metros del puerto de San Buenaventura, fue todo un proceso del que, precisamente, surgió Fondo Acción. Este mecanismo, que proveerá financiamiento estable y de largo plazo al área protegida, tiene el respaldo de los gobiernos de Colombia y de Estados Unidos, cuyos representantes forman parte del consejo directivo del Fondo. A ellos se ha sumado una serie de aliados internacionales que apoyan la iniciativa, quienes han aceptado hacer donaciones y sumar fuerzas para continuar con la preservación del ecosistema. Los antecedentes datan del 2007, cuando José Luis Gómez, secretario ejecutivo del Fondo para la Acción Ambiental y la Niñez, y Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservación Internacional Colombia imaginaron la creación del Fondo Patrimonial para enfrentar los problemas financieros de Malpelo. Contar con esta figura es ideal para proveer un flujo estable de ingresos, cubrir los costos básicos de manejo del área protegida y cumplir con metas de conservación. Pero, tal vez, la mayor ventaja es que permitirá que la alianza encargada de la administración de la isla deje de preocuparse por las deficiencias presupuestales de corto plazo, para concentrar su atención en las medidas de conservación de largo plazo. FIGURA POCO COMÚN Y era todo un reto, pues los fondos patrimoniales para la conservación no son frecuentes en el mundo en desarrollo, donde los donates evalúan minuciosamente los riesgos asociados. De hecho, con la puesta en marcha de Fondo Acción, ellos estarán al tanto para que sus aportes se utilicen para resolver solamente problemas ambientales. Para contrarrestar esta inquietud, el consejo directivo del Fondo se interesó por la propuesta presentada por Gómez y Arjona, y les instó a iniciar la búsqueda de recursos y donantes internacionales, con la salvedad de que estaría regido por prácticas rigurosas y transparentes. Así, precisamente, se lograron los 2,5 millones de dólares que sumados a los aportes restantes, aseguran un mejor futuro financiero y ambiental para Malpelo. '' La ONU para la educación, la ciencia y la cultura (Unesco) incluyó a la isla de Malpelo en lista de Sitios de Patrimonio Mundial en el 2006”. MODELO FINANCIERO El Consejo Directivo del Fondo Acción considera que el modelo patrimonial, asociado a alianzas público-privadas, traza una ruta para la conservación en Colombia y en el continente. Obtener financiación segura, estable y de largo plazo para proteger un ecosistema crítico o para resolver un problema ambiental serio es, sin duda, un éxito. Pero no se puede perder de vista la importancia de la acción coordinada entre organizaciones públicas y privadas, y su capacidad de atraer el apoyo de donantes internacionales. “Estamos haciendo unas sinergias interesantes en este modelo”, comenta Armando Garrido, empresario e integrante del Consejo Directivo del Fondo. “ONG del más alto nivel están en capacidad de apoyar a las entidades públicas para lograr las metas de conservación. Un fondo ambiental privado, el Fondo Acción administra un patrimonial bajo altos estándares de gestión y entrega un flujo estable de rendimientos a una alianza público-privada encargada de proteger un tesoro natural. Los donantes internacionales apoyan el esquema, cubriendo vacíos presupuestales e impidiendo que estos afecten negativamente el cumplimiento de las metas. Alianzas estratégicas para la conservación La Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, tiene la responsabilidad de conservar y proteger a Malpelo, así como a otras 53 áreas protegidas del país. Para apalancar fondos y sumar recursos humanos, la Unidad tiene alianzas con organizaciones ambientales privadas. En el caso de Malpelo, la selección del aliado fue clara: la Fundación Malpelo y Otros Ecosistemas Marinos tiene experiencia en la preservación de la biodiversidad marina, en la conservación y el uso sostenible de los ecosistemas marinos en Colombia. Con base en esto, la Unidad de Parques y la Fundación prepararon información que llevaron al Gobierno a expandir el Santuario de sus 113 millas náuticas cuadradas originales a 2.500 . “A partir de ese momento empezamos a preparar el caso que presentamos luego a Unesco y que permitió poner a la isla en la lista de Sitios de Patrimonio de la Humanidad”, dijo Sandra Bessudo, directora de la Fundación Malpelo.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido