Fondos de pensiones y fiduciarias han absorbido 46% de emisiones de deuda corporativa este año

Aunque aún faltan cuatro meses para finalizar este año, sin duda el 2009 será catalogado como uno de los mejores años para la emisión de deuda corporativa en el país.

POR:
agosto 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-30

La situación no solo ha sido aprovechada por los empresas para conseguir recursos más  baratos que los que les ofrecen los bancos, sino además por los inversionistas para diversificar sus portafolios.

Un estudio de la comisionista Correval muestra que por ahora, quienes más le han sacado el jugo a las emisiones empresariales han sido los fondos de pensiones y las fiduciarias, dado que juntos compraron el 46 por ciento de los bonos vendidos entre enero y julio.

Hasta ese momento, se habían realizado 30 emisiones de deuda corporativa por 7,5 billones de pesos, lo que supera los 5,7 billones de las 33 emisiones realizada el año pasado, pero además la ventaja es que los inversionistas han estado dispuestos a pagar  14,4 billones de pesos por dichos bonos.

Esto además ha traído como consecuencia un incremento del monto diario negociado en deuda privada, que pasó de ser 145.000 millones de pesos en el 2008, a 249.000 millones en lo corrido del 2009, y en las  primeras semanas de agosto de 353.000 millones.

En el caso de los fondos de pensiones, que cada mes reciben casi un billón de pesos para invertir, Correval estima una demanda de 475 mil millones de pesos en bonos corporativos para lo que resta del año, siempre que mantenga los mismos parámetros de inversión.

Según Asofondos, en julio, el 16 por ciento de los 71 billones de pesos que administran estaban invertidos en renta fija local distinta a los papeles de deuda del Gobierno (TES).

La comisionista también hizo otro cálculo de demanda de los fondos de pensiones si estos realizan una recomposición de sus inversiones, es decir, si invierten menos en CDT (Certificados de Depósito a Término) debido a que con las bajas en las tasas de interés estos han venido perdiendo rentabilidad y los remplazan por bonos de deuda corporativa. Hasta mayo los fondos tenían 6 por ciento de su portafolio en CDT, si esto disminuye en 2 puntos porcentuales, la demanda por bonos privados sumaría 1,9 billones, cifra que ratificaría a los administradores de pensiones como los principales compradores de este producto financiero.

En el caso de las fiduciarias, en Correval hacen dos estimaciones. Para las que administran carteras colectivas calculan una demanda de bonos privados de 194.000 millones de pesos en lo que resta del 2009. Para las fiduciarias que administran pasivos  pensionales (recursos para el pago de jubilaciones de empleados del sector público) creen que podrían comprar unos 428.000 millones en deuda privada.

Siga bajando para encontrar más contenido