Forma de medir la pobreza no es solo por ingreso sino por salud, educación y acceso a servicios básicos

Estas medidas tienen ventajas, pues permiten ver un conjunto más integrado de factores que incidirían en condiciones de vida de las personas, asegura Jorge I. González, investigador de la U. Nacional.

POR:
julio 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-07-30

No es posible comparar las cifras de pobreza que viene manejando la Misión de Empalme con el Empleo y la Pobreza (Mesep), las cuales están soportadas en indicadores de ingreso, con aquellas cifras que tienen en cuenta múltiples dimensiones y cuya metodología viene siendo impulsada por la Universidad de Oxford.

Así lo advirtió Jorge Iván González, investigador del CID de la U. Nacional, luego de conocer los resultados de la prestigiosa universidad británica y de los nuevos datos de pobreza multidimensional para Colombia calculados por el Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Según el académico, el DNP, siguiendo la metodología propuesta por Oxford Poverty and Human Development Initiative (Ophi) ha estimado una medida de la pobreza que se conoce como índice de pobreza humana, mucho más integral que las mediciones de pobreza por ingreso que se ha venido trabajando en el país.

Además de considerar el ingreso, la metodología de Oxford tiene en cuenta variables como salud, educación y acceso a servicios básicos. Estas medidas tienen ventajas porque permiten ver un conjunto más integrado de factores que pueden incidir en las condiciones de vida de las personas.

Cuando se mira la pobreza desde esta perspectiva multidimensional, el número de pobres disminuye. Mientras el porcentaje de pobres por ingreso es de 45,5 por ciento de la población en Colombia, con las medidas multidimensionales el porcentaje se reduce a 9,6 por ciento según las estimaciones de Oxford para 93 países cerca de 140 países y a 26 por ciento según el DNP.

Eso significa que, aunque las personas no tengan buenas condiciones de ingreso, la política pública bien sea nacional o de las ciudades compensa, de alguna forma, lo que las personas no pueden obtener por el lado del ingreso.

Una familia puede que no tenga buenos ingresos pero puede tener sus hijos en el colegio público donde les dan comida y participan de los comedores escolares y eso les permite compensar las carencias de ingresos.

La medida por  ingresos es mucho más exigente desde el punto de vista del funcionamiento de los mercados laborales, si la economía se informaliza y si hay un ciclo económico recesivo, evidentemente eso se manifiesta en una caída del ingreso de las familias.

La otra medición multidimensional permite observar el impacto de la política pública. En ciudades grandes del país, en general, las intervenciones de los gobiernos locales junto con las intervenciones del gobierno nacional han contribuido a mejorar las condiciones de vida de la población.

Uno tiene simplemente dos miradas distintas. Pero sería preocupante solo hacerle publicidad a una medida diciendo que estamos muy bien porque la pobreza multidimensional nos muestra que el número de pobres es relativamente bajito.

Eso no es correcto. Hay que decir que hemos avanzado bien en estas variables pero seguimos teniendo muchas limitaciones en materia de ingreso porque la población todavía no tiene empleo formal, porque hay casi 19 millones de personas que medidas por ingreso están por debajo de la línea de pobreza. 

Siga bajando para encontrar más contenido