Formas de pago comercial

Hay diferentes formas de pago que cuentan con respaldo bancario. En esta entrega de la Guía del Exportador, el Asesor Gerencial en Internacional, de Bancóldex, lo guiará para conocerlas. Qué son, cómo funcionan, las partes que intervienen, el procedimiento para su cobro y las ventajas y desventajas de utilizarlas.

POR:
julio 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-30

Operaciones en cuenta abierta Cuando el riesgo es asumido por el comprador o el vendedor, en una negociación internacional se entiende que se está hablando de una cuenta abierta. El riesgo lo asume el comprador cuando anticipa una parte o la totalidad de los recursos sin tener la certeza del recibo de la mercancía. El riesgo lo asume el vendedor cuando despacha la mercancía sin haber recibido parte o la totalidad del pago. La cuenta abierta maneja la transferencia, giro u orden de pago, así como el cheque, como instrumento de pago. En la transferencia, giro u orden de pago, los recursos son trasladados desde la cuenta del banco del comprador a la del vendedor. Ello supone un alto nivel de confianza entre las partes involucradas. Estas operaciones se realizan a través de SWIFT (sigla en inglés Society For World Wide Interbank and Financial Telecommunication), que es un sistema electrónico de pagos utilizado internacionalmente. Es necesario que el comprador (ordenante) facilite a su banco todos los datos del beneficiario como: nombre del vendedor (beneficiario), dirección, teléfono, ciudad, país, número de cuenta y el código SWIFT del banco receptor de los recursos. En la negociación es importante determinar quién asume los gastos bancarios de la transferencia. Por su parte, el cheque, como otro instrumento de pago que se maneja a través de la cuenta abierta, contempla el cheque personal y el bancario. El cheque personal es emitido por el comprador contra los recursos que tiene depositados en su cuenta corriente. Por ello, su cobro está sujeto a la disponibilidad de recursos en su cuenta corriente. El cheque bancario es emitido directamente por el banco, por orden del comprador. Por ello, su cobro no esta sujeto a la disponibilidad de recursos en la cuenta corriente del comprador. La diferencia sustancial entre el cheque y la transferencia, radica en que esta última, le permite al beneficiario recibir los pagos, prácticamente, sin demora a través de SWIFT, mientras que en el cheque se requiere recibirlo físicamente para su cobro. Por otro lado, el valor de las comisiones bancarias de una transferencia suelen ser menor que en el cobro de un cheque. Cabe anotar que el uso del cheque ha venido disminuyendo en las negociaciones internacionales. Procedimiento para el cobro de los cheques Por lo general, el cheque es entregado por el vendedor a su banco para que lleve a cabo el cobro. El banco puede abonar inmediatamente los recursos a la cuenta corriente del vendedor, deduciendo las respectivas comisiones, lo cual se conoce como ‘remesa negociada’. Si el comprador en el exterior no cumple con el pago del cheque, el vendedor debe devolver los recursos que le fueron abonados por su banco. Para esto se requiere que el vendedor disponga de una línea de crédito con su banco; en caso contrario, el banco abonará los recursos a la cuenta corriente del vendedor únicamente, cuando el cheque haya sido pagado por el banco girado (banco del comprador) deduciendo las comisiones a que haya lugar. El cheque personal Este instrumento de pago tiene las siguientes ventajas: -Evita pagar comisiones por emisión de cheques bancarios, ya que son librados de su propia chequera. -Normalmente, el cheque es enviado por correo, con lo cual se gana tiempo. -No se realiza el cargo en su cuenta hasta que el cheque es presentado a su banco. Estas ventajas para el comprador suponen desventajas para el vendedor, entre ellas: -Para el cobro del cheque normalmente incurre en comisiones bancarias. -Pérdida de tiempo por la espera del cheque físico. -Hacer efectivo un cheque requiere tiempo y se corre el riesgo de impago, por la falta de recursos.OPERACIONES CON RESPALDO BANCARIOSon aquellas en las que la responsabilidad de pago o de gestión recae sobre un banco, siempre y cuando, se cumplan las condiciones establecidas en el instrumento de pago escogido. Elegir el instrumento de pago más adecuado depende del riesgo que quieran asumir el vendedor y el comprador, el destino de la exportación, los costos asociados al instrumento de pago, así como del nivel de conocimiento y la confianza entre el comprador y el vendedor. El uso de los instrumentos de pago implica el cobro de comisiones. Es importante negociarlo con el cliente de manera explícita y por escrito. El comprador, el vendedor y sus respectivos bancos son las partes que intervienen en los instrumentos de pago. Los bancos actúan como facilitadores del pago y del manejo documentario. Bancóldex ofrece la orientación al vendedor, al comprador e incluso al banco del comprador, si así se requiere, sobre el instrumento de pago más adecuado. Entre otros instrumentos de pago se cuenta con la Carta de Crédito de Comercio o L/C, letra avalada y cobranza documentaria, y las garantías stand by y pagares, las cuales analizaremos en detalle, en las próximas entregas del Asesor Gerencial en Negociación Internacional de Bancóldex.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido