Freno regional a los permisos de vivienda

El departamento de Antioquia es el que más resta, por mucha oferta del año pasado. Repunte en Bogotá frena a Cundinamarca.

Vivienda

Archivo Portafolio.co

Vivienda

POR:
noviembre 30 de 2012 - 01:46 a.m.
2012-11-30

Antioquia, Cundinamarca, Huila, Norte de Santander y Valle fueron los departamentos que más influyeron en la caída de 1,1 por ciento en el área aprobada para vivienda en septiembre pasado, frente al mismo mes del 2011, según el Dane.

En Antioquia, la caída fue de 48,7 por ciento en el periodo analizado, con una contribución que restó 6,9 por ciento al total.

Para Federico Estrada, presidente regional de la Lonja de Propiedad Raíz, el hecho de que el 2011 fuera un año excepcional en área aprobada para vivienda hizo que la disminución, no solo en septiembre sino en el año, se viera tan pronunciada.

“En su momento atendimos una oferta represada, y lo de ahora son fluctuaciones normales de un mercado que solo está avalando lo necesario, y eso es sano”, dijo el dirigente.

En Huila, con una caída de 7 por ciento, a pesar de la cifra la situación tiende a destrabarse y de acuerdo con Johanna González, gerente regional de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), “no consideramos que la caída sea permanente”.

La dirigente aclaró que el peso de las cifras en su departamento se lo lleva Neiva, que tiene un inventario considerable y una participación en obra nueva de 88 por ciento para vivienda y de 7 por ciento para comercio, donde –asegura– el repunte se dará al cierre del año.

González reconoce que la falta de tierra tuvo alguna incidencia, aunque mínima, no como ha sucedido en Bogotá, donde –a pesar de todo– la cifra de septiembre registró un incremento de 90,4 por ciento en el área avalada a través de las licencias.

Caso contrario es el de Cundinamarca. Según el Dane, allí el área aprobada disminuyó 48,7 por ciento, a la vez que restó 4,1 por ciento a las cifras nacionales.

Jorge Enrique Gómez, presidente de la Lonja de Propiedad Raíz de Bogotá, coincidió en que “el afán de licenciar en la capital frenó la solicitud de nuevos permisos en el departamento, donde además, fuera del perímetro urbano, el suministro de agua sigue en veremos y mantiene a los constructores pendientes de qué pasos deben seguir”.

A pesar de las cifras, la regional de Camacol considera que en Cundinamarca la proyección es alentadora. “Como consecuencia de lo que sucede en Bogotá, los desarrolladores de nuevos proyectos y los compradores ya comenzaron a mover este mercado”, agregó Martha Moreno Mesa, gerente de la regional.

INCERTIDUMBRE EN LA FRONTERA

Norte de Santander restó 2,9 por ciento a las licencias en el país. Ricardo Carvajal, presidente de la junta directiva de la regional de Camacol, dice: “Nuestro caso es particular, pues estamos en una frontera viva donde, por ejemplo, la caída del Bolívar influye negativamente”. Según Carvajal, “pasar de 20 centavos a comienzos de año a 12 actualmente es complicado, pues se ha generado una incertidumbre en la economía local que frena la capacidad de compra, y el sector constructor no es ajeno a ello”.

GABRIEL E. FLÓREZ G.

REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido