Fuerte apetito por emisión de Colombia en el exterior

La Nación emitió un bono por US$1.500 millones a 30 años y otro por US$500 millones que vence en el 2029.

Billetes

Varios países emergentes han aprovechado la ventana de oportunidad que ha dado el mercado.

Carlos Ortega

POR:
Portafolio
enero 23 de 2019 - 09:26 p.m.
2019-01-23

En medio del nerviosismo de los inversionistas ante la expectativa de que la economía global se enfríe y teniendo aún muy presente la fuerte volatilidad de los mercados del año pasado (que golpeó especialmente a los emergentes), la emisión de bonos que realizó Colombia ayer tuvo un buen recibimiento.

La Nación hizo una operación con la cual emitió un bono de 1.500 millones de dólares, con vencimiento en el 2049 y un interés de 5,22 por ciento.

Al tiempo, reabrió un título a 10 años con una tasa de interés de 4,446 por ciento, en el que colocó 500 millones de dólares, adicionales a los 1.500 millones de dólares que había emitido en octubre del año pasado.

(Lea: Demanda de bonos naranja dobló oferta

La respuesta de los inversionistas no se hizo esperar, al punto que la colocación de ayer se convirtió en la más demandada que ha tenido la Nación hasta ahora, con 12.600 millones de dólares de más de 300 inversionistas institucionales de las regiones de América, Europa y Asia.

Las entidades que lideraron la operación fueron BNP Paribas, Bank of America Merril Lynch y Morgan Stanley.

Con esto, se completó la meta de colocaciones en el exterior que se había fijado en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, y los recursos se destinarán a financiar el presupuesto general de este año. Según el Ministerio de Hacienda, se aprovechó “la liquidez del mercado de enero y el apetito por Colombia en los mercados internacionales”.

De hecho, varios países emergentes se han apresurado a aprovechar la ventana de oportunidad que por estos días se ha abierto en el mercado, antes de que venga un cambio en las condiciones.

Un informe reciente de Bloomberg señala que, en las tres primeras semanas de este año, gobiernos de países en desarrollo obtuvieron 19.000 millones de dólares, entre los que se encuentran Arabia, Uruguay, México y Filipinas.

Esto, dice el documento, está por encima de las expectativas, toda vez que el año pasado muchos inversionistas vendieron parte de sus activos en mercados emergentes.

Y es que si bien por estos días ha mejorado el apetito de los inversionistas, este podría no durar mucho, por la incertidumbre global por la economía, la guerra comercial y las tasas de interés de la FED.

Siga bajando para encontrar más contenido