Garantías en derecho de libre competencia

El artículo titulado ‘El otorgamiento de Garantías en el Derecho de la Libre Competencia’, de los profesores de la Universidad Javeriana Carlos Andrés Uribe Piedrahita y Fernando Castillo Cadena, es el ganador del XVIII Concurso Nacional José Ignacio de Márquez sobre Derecho Económico. El trabajo presenta los resultados de una investigación transversal sobre derecho de la competencia realizado por el departamento de Derecho Económico de la Facultad de Ciencias Jurídicas de esta Universidad y estudia, desde la perspectiva del análisis económico del derecho, la figura del otorgamiento de garantías.

POR:
octubre 05 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-05

El trabajo indagó por la naturaleza de las garantías en el derecho de la libre competencia y el procedimiento discrecional que le permite al Superintendente de Industria y Comercio terminar anticipadamente las investigaciones, sin decretar alguna sanción, cuando el investigado ofrezca garantía suficiente de que su comportamiento, al parecer anticompetitivo, variará o no se volverá a dar. Tras análisis jurídicos del contenido y desarrollo de las normas, sobre las cuales se puede otorgar garantías como forma de terminación anticipada del procedimiento sancionatorio, se realiza un análisis económico normativo. En un primer momento se establece la libre competencia como un bien común para justificar la necesidad de regulación a fin de evitar los perjuicios económicos. Luego, adaptando el modelo de Salant (1988), se asume que cuando una empresa decide incurrir en una conducta anticompetitiva es porque intenta maximizar su beneficio. En este punto la pregunta que surge es: ¿cuál es la sanción que haría desistir a una empresa de realizar una conducta anticompetitiva? Dado que la sanción es un valor esperado, se asume que la sanción óptima, que produce efectos disuasorios, es aquella que hace que la sanción esperada sea igual al beneficio esperado de la empresa por realizar la conducta anticompetitiva. Así, la empresa no tiene incentivos para incurrir en conductas reprochables. Una vez establecido el modelo, el artículo analiza la norma que permite el otorgamiento de garantías descubriendo que, en primer lugar, y dado que se modifica el valor de la sanción esperada, a niveles por debajo de la sanción óptima, la norma no permite un adecuado nivel de disuasión de las conductas anticompetitivas; en segundo lugar, dado que la norma opera como un seguro, se generan problemas de riesgo moral y de selección adversa. De un lado, las empresas al sentirse aseguradas, por el valor de la póliza, realizarán conductas anticompetitivas hasta que sean detectadas, momento en el cual otorgarán la póliza que garantice su posterior buen comportamiento en el mercado. Del otro lado, dado que los costos de negociación son menores que los del procedimiento, muchas empresas que obran competitivamente en el mercado, pero que son investigadas por un error administrativo de apreciación de la conducta, preferirán otorgar la respectiva póliza antes que incurrir en altos costos de procedimiento para demostrar la validez de su conducta. "El trabajo ganador del Concurso de Derecho Económico, concluye que la figura del otorgamiento de garantías no es eficiente”.

Siga bajando para encontrar más contenido