Van 9 gerentes cafeteros Federacafé, 80 años: del grupo empresarial a la política de valor agrega

El Segundo Congreso Cafetero que se celebró en Medellín entre el 21 de junio y el primero de julio de 1927 fue la cuna de la Federación Nacional de Cafeteros, el gremio que ha representado los intereses de los productores.

POR:
junio 26 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-06-26

A la hora de hacer un balance, entre buenas épocas y otras no tan favorables, los cafeteros ha experimentado cambios importantes. Por ejemplo, en las últimas décadas ha hecho el tránsito de ser un grupo empresarial dueño de la Flota Mercante y hasta de entidades financieras para concentrarse ahora en el desarrollo de la industria cafetera. El cálculo del sector es que le ha generado al país más de 179.000 millones de dólares, con un volumen de exportación de 576 millones de sacos de 60 kilos. Del sector cafetero viven 560.000 familias que cultivan 873.000 hectáreas con café en 588 municipios. A lo largo de esas ocho décadas de funcionamiento, el gremio ha contado con nueve gerentes generales que han tenido bajo su responsabilidad el desarrollo, los logros y los malos tiempos del gremio y de los caficultores. En la historia, aparece Alfredo Cortázar Toledo, como el primer gerente, entre 1927 y 1930. Por ese cargo también estuvieron Enrique de Narváez, Mariano Ospina Pérez, Camilo Saénz Obregón, Alejandro López, Manuel Mejía, Arturo Gómez Jaramillo y Jorge Cárdenas Gutiérrez. Actualmente, al mando del gremio - desde julio del 2002- está Gabriel Silva Luján. Alfredo Cortázar Toledo (1927-1930) El primer gerente de la Federación Nacional de Cafeteros era de la Mesa (Cundinamarca). Como cabeza del Departamento de Inmigración y Colonización recibió el texto del Acuerdo No. 2 del Segundo Congreso Nacional de Cafeteros y se dedicó a construir las bases de la institucionalidad cafetera. En su calidad de representante del Gobierno en el Primer Comité Nacional de Cafeteros, a Cortázar le correspondió redactar el primer contrato entre el Gobierno y el gremio productor. Enrique de Narváez (1930) El bogotano Enrique Narváez fue el segundo gerente de la Federación en un año difícil para la economía mundial y, obviamente para la actividad cafetera. Su vinculación con el mundo del café tiene que ver con sus primeros años de juventud, ya que en esa época comenzó a trabajar en la Casa Fould et Compagnie de París que explotaba las plantaciones cafeteras en el municipio de El Colegio, en Cundinamarca. También cultivos propios: La Ruidosa, en Viotá; Saragoza en San Antonio de Tena y otras en el Tolima. Camilo Sáenz Obregón (1934-1935) La política de fijación de los precios internos del grano, fue el eje del paso que por un año dio Camilo Sáenz Obregón como cuarto gerente general de la Federación General de Cafeteros. Igualmente, reforzó la estrategia que impulsó Ospina Pérez con los Almacenes de Depósito de Café. De familia cafetera y natural de Bogotá, Camilo Saénz Obregón estudió Ingeniería Mecánica en Estados Unidos pero su vinculación con los temas cafeteros no le permitió ejercer su profesión. Alejandro López (1935-1937) Ingeniero Civil de la Escuela Nacional de Minas y nacido en Medellín, Alejandro López fue elegido en el VII Congreso Nacional de Cafeteros. Se le destaca su capacidad para solucionar los problemas que en ese momento enfrentaba el sector, especialmente la crisis de superproducción mundial que se registró para la actividad caficultora durante 1937. Su capacidad de escritor se le reconoce en libros sobre economía y desarrollo. Murió en Fusagasugá el 13 de marzo de 1940 a los 64 años. Manuel Mejía (1937-1958) Original de Manizales, Manuel Mejía Jaramillo, murió en pleno ejercicio como gerente de la Federación, el 10 de febrero de 1958 a los 71 años. Los negocios fueron el fuerte de este dirigente que asumió en 1937, en plena crisis de superproducción cafetera. La calidad del producto y la búsqueda de bienestar para los cultivadores, fueron clave para su gestión. La creación de la Flota Mercante Grancolombiana, del Banco Cafetero y de las Compañías Agrícolas de Seguros, se le reconocen en 20 años de trabajo por el sector. Arturo Gómez Jaramillo (1958-1982) Ha sido el dirigente cafetero que por más tiempo ha ejercido la Gerencia. El zar del café nació en Manizales en 1915 y murió el año pasado en Washington. Su vínculo con el café arrancó en 1944 como Secretario del Comité Departamental de Caldas. Fue uno de los gestores de los acuerdos internacionales del café. También se le atribuye el reconocimiento mundial al grano nacional. Su capacidad de trabajo le representó trabajar con seis presidentes de Colombia y 17 ministros de Hacienda. Jorge Cárdenas Gutiérrez (1983-2002) En 1963, Jorge Cárdenas recibió la designación como primer gerente auxiliar - gerente financiero del gremio y luego sucedió a Arturo Gómez. Tras la ruptura del pacto de cuotas y la crisis de la caficultura mundial, experimentó una crisis en el sector que afectó no solo a los productores sino a todo el grupo cafetero que se vio obligado a salir sus más importantes empresas como la Flota Mercante y Concasa. Todo, en medio de una baja récord en los precios nacionales e internacionales del grano. Gabriel Silva Luján (2002 a la fecha) En julio del 2002, Gabriel Silva, politólogo de la Universidad de los Andes, asumió la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros. Si bien su gestión apunta a un fortalecimiento de la institucionalidad cafetera, también es cierto el énfasis que ha hecho a la estrategia de valor agregado, en la cual los productores colombianos aspiran a ganar parte del negocio de la industrialización y comercialización del grano. En el desarrollo de esa política, el desarrollo de las tiendas Juan Valdez ha sido uno de sus temas bandera. Mariano Ospina Pérez (1930-1934) Quien es más recordado hoy en la historia de Colombia, también manejó los destinos del café. Su elección fue en el IX Congreso de productores y se señala como uno de sus mayores aportes ‘hacer adulto’ al gremio, después de varias crisis que amenazaban con el fracaso. La Federación arrancó el proceso de grupo empresarial. Creó la Caja de Crédito Agrario, Industrial y Minero y dio origen a los Almacenes Generales de Depósito de Café. También se preocupó por lo social, en especial la educación en las zonas productivas.

Siga bajando para encontrar más contenido