Gewürz: impronunciable pero delicioso

Cuando John trabajaba en la revista Newsweek hace ya muchos años, uno de los chistes recurrentes entre la gente de la sección internacional era que el peor titular de portada imaginable sería “Canadá: nuestros amigos del norte”. (VER CUADRO)

POR:
octubre 29 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-10-29

Nos acordamos de esta broma recientemente cuando preparábamos esta columna, porque nos pareció que un buen equivalente de ese titular para un tema de vinos sería algo así como “Conozca al Gewürztraminer Alsaciano".Tiene tres desventajas nada más empezar: la denominación de origen no es muy conocida, tiene un nombre difícil de presentar y las botellas tienen la peculiar forma alemana. Pero no nos vamos a rendir con este vino porque, aunque suene aburrido, he aquí la verdad: en un mundo en el que muchos vinos son realmente aburridos, el Gewürztraminer de Alsacia se mantiene entre los vinos más exuberantes y atractivos.Imagine aromas de popurrí, masa de pan cocinándose en el horno y duraznos y rosas. Sabores ricos y suculentos de peras muy maduras, manzanas sazonadas y duraznos guisados cautivando su paladar. Una vibrante pizca de cáscara de limón. Luego, al tragar, una fresca y tonificante limpieza, seguida de una prolongada pizca de pimienta blanca. Luego tenga en cuenta que este vino es bueno antes, durante y después de la comida, acompaña perfectamente varios platos, puede guardarse en la nevera por algunos días después de abrirse, es bueno tanto joven como con algunos años de reserva, y a menudo cuesta menos de US$20. ¿Se da cuenta de por qué no nos rendimos?La Gewürztraminer o Gerwürz es una uva inusual que llega a su punto más alto en las cumbres de la región de Alsacia en Francia. Aunque algunos viñedos estadounidenses hacen Gewürz, muchos de ellos son dulces y simples. A nosotros siempre nos encantó el Gewürztraminer de Alsacia como un tipo de vino de transición para la estación de otoño. Es blanco, pero tiene el tipo de peso que lo hace indicado para un clima más frío y comidas más pesadas, como el cerdo o el estofado de ternera. Probamos los vinos en catas a ciegas y, en resumen, resultaron una bendición. Estos son vinos que, en general saben como uvas maduras frescas, con una mezcolanza de sabores de otras frutas. Incluso los vinos que no estaban entre nuestros favoritos tenían en general un buen sabor. En nuestra cata, las marcas Willm o Hugel no fueron las favoritas, aunque son nombres que aún buscaríamos porque son buenos y consistentes con el paso de los años.Nuestro favorito fue una sorpresa: Dirler “Bux”, que combina todos los encantos de los Gewürz en uno. Con un peso inicial y un final vivo y limpio resulta un vino memorable. Además su año de cosecha (2000) confirmó nuestra impresión de que la edad es una virtud que favorece a estos vinos alsacianos. Pero en nuestra cata también nos llevamos una decepción. En el pasado, uno de los atractivos de los vinos alsacianos era que, aunque a veces un poco frutales, eran generalmente secos. En sta cata, sin embargo, nos encontramos con que los vinos eran a menudo más dulces. Los mejores aún eran equilibrados y agradables, pero no había forma de distinguir entre la mayoría de las marcas cuales eran secas y cuales semi-secas. Esto puede ser un problema cuando trata de combinarlos con comida.Así que le damos por advertido de que al abrir un Gewürztraminer de Alsacia puede encontrarse con un vino seco y espinoso o un vino que es tan frutal que parece dulce. Pero no se desanime por esto. Los Gewürz están entre los vinos fabricados de la forma más bella en todo el mundo y resulta delicioso con una amplia variedadde comidas.

Siga bajando para encontrar más contenido