GM Colmotores ve un año positivo; funciona con autonomía y muestra cada vez mejores resultados

El presidente de la ensambladora de automóviles, Santiago Chamorro, es quizá el primero que este año dijo que los resultados financieros de su empresa fueron positivos en 2008.

POR:
marzo 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-03-31

Aunque sus ventas en unidades se han decelerado, como las del resto de la industria automotriz colombiana, durante los últimos meses la empresa GM Colmotores ha tenido que cargar con el 'San Benito' de lo que le pasa a su casa matriz en Estados Unidos.

Solo el lunes el gobierno Obama conminó a GM y Chrysler para que elaboren nuevos planes de reestructuración financiera porque supuestamente ninguna de las dos empresas ha hecho lo suficiente con el fin de reestructurarse y merecer ayudas del erario público.

A la primera le dio 60 días para presentar nuevas propuestas que requerirán concesiones de acreedores, sindicatos y otros implicados, si quieren sobrevivir.

De inmediato el presidente de GM, Rick Wagoner, planteó la renuncia y fue reemplazado por Fritz Henderson, quien este martes advirtió que podrían cerrar más plantas ensambladoras a fin de cumplir con los requisitos del paquete de ayuda financiera gubernamental, y junto con Ford ofreció ayuda a quienes han postergado la decisión de comprar un automóvil temiendo perder su trabajo.

GM probablemente ofrecerá otro programa de retiros voluntarios a los trabajadores, agregó Henderson, según informó la agencia AP.

Por su lado, el presidente de la ensambladora de automóviles GM Colmotores, Santiago Chamorro, tuvo -inclusive antes de finalizar 2008- que decir que los resultados financieros de su empresa fueron positivos y su operación es autónoma de la de Estados Unidos.

Lo propio ha tenido que afirmar este año, cuando las preocupantes cifras de la matriz o las menores ventas en el país se dan a conocer mes a mes.

En efecto, la empresa colombiana responde directamente a GM Latin America, ente que viene registrando un comportamiento distinto, pues si bien las ventas de carros han caído en la región, no tiene saldo en rojo contable. Además de ser el tercer mercado más grande de la empresa luego de E.U. y China, son también autosuficientes.

Chamorro sigue creyendo que este año pinta en terreno positivo para las cifras contables de la empresa porque la crisis de la demanda en los países desarrollados no afecta la compañía, ya que no exportan a muchos de esos destinos, y están rentabilizando la operación en Colombia. También tienen puestas parte de sus esperanzas en que los apoyos a compradores por parte del Gobierno den frutos.

Sostiene que la empresa se consolida como el líder del mercado colombiano y sus concesionarios se encuentran adecuadamente capitalizados.

Aunque es optimista, no se atreve a señalar si la situación interna y las restricciones a las importaciones en mercados vecinos a Colombia tendrán más efectos sobre el número de empleos.

Por ello, ha manifestado que permanentemente están mirando resultados para acoplarse con rapidez a las situaciones de mercado.

Además GM Colombia tampoco tiene préstamos de largo plazo ni operaciones que comprometan su flujo de caja positivo, pero si lo requiriera, se van a encontrar con un cliente sano. "Operamos orientados a los resultados y sin ningún tropiezo con el sistema financiero", explicó.

Según analistas, la variedad del portafolio de Colmotores también le permite una cadencia dinámica en el número de lanzamientos, lo que la pone en ventaja frente a los competidores, ya que los compradores tienen opciones de diversos modelos.

El presidente de GM Colmotores también se ha referido recientemente a la línea blanda que lanzó Bancóldex para reactivar las ventas de carros y de inmediato negó que sea un salvamento para la industria porque es un beneficio que va directamente al consumidor final.

Según el ejecutivo, la operación de Colmotores es autosostenible y los resultados no representan deudas significativas, por lo que Colmotores no necesita de líneas de capitalización, ni propias ni de Bancóldex.

Por su lado, el vicepresidente comercial de GM Colmotores, José Luis Valls, señaló que incluso en enero pasado la empresa alcanzó una participación de 41 por ciento en el mercado nacional, a pesar del temor por la crisis internacional y las restricciones en los mercados vecinos.

"En materia de exportaciones siempre buscamos mantener y -en lo posible- ampliar los mercados. En el pasado nuestra compañía llegaba a exportar casi 15.000 unidades a Venezuela y en 2008 cerca de 7.000 vehículos fueron enviados a Ecuador. El panorama de exportaciones hoy ha cambiado drásticamente", dijo a la agencia Efe.

La idea de que las marcas chinas coreanas o chinas estén desplazando de la región o en Norteamérica a las grandes compañías 'nativas' es otra de las que ha tomado fuerza en medio de la crisis de la industria automotriz estadounidense.

Sin embargo, el colombiano Jaime Ardila, presidente de GM Mercosur dice en una entrevista con el diario La Nación, de Argentina, que si bien se van a ver empresas de ese origen con presencia global, el proceso no será tan rápido.

Mientras que Ya Lan Liu, economista jefe de Bbva para los países asiáticos, n señala que las ensambladoras chinas para ser globales tienen que contar con plataformas de producción en otros continentes porque aún sus factorías están lejos de los consumidores.

Entrevista con Santiago Chamorro presidente de GM Colmotores

Se dice que aunque GM tiene filiales sanas en el mundo los problemas de la casa matriz podrían afectarlas en algún momento porque dependen del suministro de la tecnología y los CKD.

S.CH.  Hablando particularmente de GM Colmotores, reiteramos que somos una operación autosostenible, cuyos resultados generan el flujo necesario para mantener la operación en Colombia.  Sin embargo,  pertenecemos a una corporación global y cualquier situación que afecte a GM, en cierta medida nos afecta, pues es fundamental que la casa matriz, se mantenga robusta y competitiva  para que los planes de producto y las transferencias de tecnología continúen como lo hacen en la actualidad.

¿Qué reestructuraciones vienen haciendo en casa matriz para adecuarse al plazo  que pidió el Presidente Obama?

S. CH.  En opinión del gobierno americano, representado por la Comisión de Reestructuración de la Industria Automotriz, existen elementos del plan de viabilidad de GM que deben moverse con mayor velocidad y ejecutarse de forma profunda en los próximos 60 días.  Estos elementos incluyen acuerdos con los tenedores de deuda, de forma que se reduzca el elevado nivel de pasivos de la compañía; acuerdos con el sindicato de trabajadores (UAW), con el fin de reducir los costos de manufactura, seguridad social y cobertura médica.

Además se continuarán ejecutando los planes que ya están en curso relacionados con la reducción de marcas, concesionarios en Estados Unidos y demás ajustes de producción que ya empezaron a mostrar resultados positivos en ahorros.

¿Es adecuada para GM Corporation una ley de bancarrota supervisada en Estados Unidos?

S.- CH. Tal y como lo ha expresado la Corporación en los últimos meses, ejecutar a cabalidad el Plan de Viabilidad s la mejor alternativa para la compañía en la actualidad y de hecho todos los actores involucrados como empleados, accionistas, proveedores y concesionarios estamos realizando innumerables esfuerzos para que en los próximos meses se de un gran avance en los diferentes aspectos.

Consideramos que un acuerdo fuera de la corte puede ser menos costoso, más rápido y con un menor impacto para nuestro negocio.

Siga bajando para encontrar más contenido