Gobierno de Brasil propone que Petrobras opere en todo el 'presal' con un mínimo de 30%

La estatal operará sola o en sociedad con otras compañías en todos los yacimientos de la región, que puede hacer de Brasil una nueva potencia petrolera.

POR:
agosto 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-31

La propuesta del Ejecutivo, que deberá ser sometida al Congreso, fue anunciada hoy en un acto encabezado por el presidente Lula Da Silva y establece que, en los casos de asociación con empresas nacionales o extranjeras para operar en esa área marítima, le será reservado a Petrobras un 30% de la participación.    

El "presal" ocupa una franja de unos 800 kilómetros de largo por otros 200 de ancho, que va desde el estado de Espíritu Santo (sudeste) hasta Santa Catarina (sur) y se calcula que atesora reservas de hasta unos 80.000 millones de barriles de crudo, asentadas a profundidades de hasta 7.000 metros.    

Si se confirman las previsiones, Brasil pasaría a integrar el selecto grupo de países con reservas cercanas o superiores a los 100.000 millones de barriles, que forman Venezuela, Arabia Saudí, Canadá, Irán, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Rusia.    

La propuesta del Gobierno sólo se aplicaría al 71% de los bloques situados en la zona conocida como "presal", pues el resto ya ha sido otorgado en concesión en años anteriores y, por tanto, seguirá bajo el marco legal anterior.    

La ministra de la Presidencia, Dilma Rousseff, dijo en el acto que sólo los yacimientos ya entregados en concesión alcanzarán en los próximos diez años una producción de 1.815.000 barriles de crudo por día, una cifra equivalente a la actual producción de Petrobras.    

La propuesta presentada hoy por el Gobierno se divide en cuatro grandes ejes, que apuntan a reforzar la participación del Estado en la riqueza petrolera del país.    

El primero establece las condiciones para Petrobras y, además, añade que las tareas de exploración y explotación de los yacimientos serán concedidas a los consorcios que ofrezcan al Estado la mayor tasa de participación en la comercialización del petróleo extraído.    

El segundo propone la creación de "Petrosal", una nueva empresa estatal, que "no realizará actividades operacionales", y que se ocupará de administrar los proyectos en ese nuevo horizonte de crudo hallado bajo el océano Atlántico.    

El tercer punto plantea la creación de un fondo social que será alimentado con recursos provenientes de ese petróleo y servirá para financiar proyectos sociales, con especial acento en las áreas de educación, ciencia y tecnología y combate al hambre y la pobreza.    

La cuarta propuesta es un plan de capitalización de Petrobras en una cantidad equivalente a 5.000 millones de barriles de petróleo, cuyo precio será establecido posteriormente.    

El Gobierno fortalecería así su posición de principal accionista de Petrobras, empresa cuyos títulos se cotizan en las bolsas de São Paulo, Madrid, Nueva York y Buenos Aires.    

La intención del Gobierno, según ha anunciado Lula, es que esta nueva riqueza petrolera convierta al país en un gran exportador de derivados y no de crudo, para lo que se planificarán muy fuertes inversiones en el área de refino.   

Siga bajando para encontrar más contenido