Gobierno lanza plan para enfrentar la revaluación, pero el dólar sigue bajando

El Gobierno anunció ayer un paquete de medidas que buscan minimizar el impacto de la revaluación del peso y al mismo tiempo, apoyar a los exportadores que se han visto afectados por la apreciación de la moneda.(VER GRAFICO)

POR:
marzo 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-03-30

Ante la evidencia de que el Banco de la República solo no puede contener la caída del dólar, el ministro de Hacienda, Oscar Iván Zuluaga, presentó las acciones que emprenderá el Gobierno por su cuenta, y así salirle al paso a los críticos que afirman que ha faltado un mayor esfuerzo del Ejecutivo. Las medidas van en dos direcciones, explicó el ministro Zuluaga. De un lado, se pretende evitar que en el corto y mediano plazo, muchos más dólares sean monetizados en el mercado local y puedan profundizar la revaluación, y de otro, se agilizarán algunos trámites tendientes a apoyar a los exportadores. En el primer componente de este paquete de anuncios, el director de Crédito Público del ministerio de Hacienda, Julio Andrés Torres, informó que el Gobierno redujo la meta de endeudamiento externo con las multilaterales en 1.000 millones de dólares para la vigencia 2007. En el Plan Financiero del presente año estaban programados recursos con la banca multilateral por 3.000 millones de dólares. “Ahora sólo se desembolsarán 2.000 millones, como quien dice habrá 1.000 millones de dólares menos de endeudamiento que podrían ejercer presión sobre la tasa de cambio”, afirmó Torres. Adicionalmente de los 2.000 millones de dólares que restan para este año de la banca multilateral, por lo menos 400 millones serán fondeados y entregados a la República de Colombia en pesos. “Eso quiere decir que son 400 millones de dólares menos que eventualmente tuviese que monetizar el Gobierno cuando se los prestaran estos organismos”, observó. Explicó que las multilaterales, específicamente el Banco Mundial, el BID, y la CAF, utilizarán el mercado de capitales de Colombia para conseguir fondeo en pesos y transferirlo al Gobierno. El BID tiene en trámite una solicitud ante la Superintendencia Financiera para emitir bonos ordinarios por un billón de pesos. COMPRAR EMPRESAS CON PESOS En la misma dirección, de tratar de evitar que más dólares lleguen al mercado, el Gobierno anunció la expedición de un decreto relacionado con la financiación de adquisiciones de empresas. A través de este decreto se precisarán algunos conceptos sobre la prohibición que ha existido en Colombia de usar recursos de ahorro del público para comprar empresas y tomar el control de las compañías. Ahora, con este decreto, que estaba ayer para la firma del presidente de la República, se abre un espacio para que las empresas puedan acudir a las entidades financieras a buscar crédito interno y con esos pesos adquirir otras compañías o tomar su control. El ministro de Hacienda destacó que el patrimonio del sector financiero está valorado en 8 billones de pesos, lo que quiere decir que hay una masa suficientemente amplia para permitir que pueda haber operaciones en pesos que permitan la adquisición de los activos que se están vendiendo del sector público y privado. Esto en nada compromete el ahorro, dijo, porque el país tiene desarrollados mecanismos de regulación crediticia muy avanzados y además señaló que la vigilancia de la Superintendencia Financiera da tranquilidad en el sentido de que ya el país esta muy preparado para enfrentar el financiamiento en pesos. La idea también es abrirle un espacio a los fondos de pensiones para que participen en la financiación de adquisiciones, a través de la suscripción de acciones y bonos cuyas emisiones tengan como destino la compra de una empresa. Con ello se busca evitar que las empresas tengan que salir al mercado externo, usualmente Panamá, a buscar crédito en dólares para hacer compras en el país y luego tener que monetizarlos acá. APOYO A EXPORTADORES El segundo componente de las medidas hace relación al apoyo a los exportadores. En este sentido, se agilizarán los trámites para la devolución del IVA a los exportadores golpeados por la revaluación. Hasta el momento el término de devolución del IVA era 30 días con unos trámites adicionales para radicar la solicitud. Este término se recortará a 10 días. Igualmente se acortarán la asignación de los turnos para la radicación en la Dian de la solicitud de devolución. Antes eran 15 días, en promedio, que ahora se reducirán a tres días. “La fiscalización de la Dian será posterior, lo que significa un voto de confianza hacia los exportadores”, dijo el ministro de Hacienda. El año pasado las devoluciones de IVA al sector exportador ascendieron a 824.000 millones de pesos, anotó el Director de la Dian, Oscar Franco. Este año se calcula que puede oscilar en un billón de pesos, por lo cual se considera que la medida es importante como costo de oportunidad para los exportadores. Paralelamente, el Gobierno reforzará las líneas de crédito de Bancóldex para las pequeñas y medianas empresas. Esto, sostuvo Minhacienda, busca facilitar los procesos de reestructuración de empresas que hoy están afectadas por la apreciación del peso. Dudas sobre efectividad de las medidas Ayer, minutos después de que abriera el mercado del dólar en el país, el ministro de Hacienda y su director de Crédito Público anunciaron el paquete de medidas para enfrentar la revaluación del peso. Es decir, los operadores e inversionistas tuvieron toda la jornada para asimilar las medidas, pero el dolar abrió y cerró a la baja. El precio de la divisa cayó 14 pesos para ubicarse en un promedio de 2.155,21 pesos. Incluso, en el transcurso del día alcanzó a cotizarse a un precio mínimo de 2.146 pesos en medio de una oferta creciente frente a una demanda limitada. La revaluación va en 3,7 por ciento en lo corrido del año y en 5,7 en los últimos 12 meses. Los analistas tenían diversas lecturas de las medidas y sus efectos. Algunos afirmaron que los efectos de las nuevas medidas anunciadas por el Gobierno podrían sentirse a mediano y largo plazo, pero no en los próximos días debido a que hay expectativas inmediatas de una mayor oferta de divisas. Esa oferta se genera en intermediarios cambiarios que mantienen posiciones altas en dólares y buscan cerrar el mes con un menor peso de divisas en sus inversiones. Además, la proximidad de la Semana Santa hace que se reduzca la liquidez de los mercados. Un análisis del departamento de investigaciones del Banco de Bogotá señala que “la magnitud de los flujos de inversión y de negocios esperados en el mediano plazo para el país hace que las medidas adoptadas por el Gobierno tengan un efecto limitado. Los menores desembolsos del Gobierno son considerables pero aún le resta disponibilidad en moneda extranjera suficiente para ser uno de los oferentes de divisas más importantes del mercado. De otro lado, el cambio de normatividad para el financiamiento de las compras de entidades ayudará en la medida en que la estructuración particular de cada negocio y las condiciones de desembolso o cobertura de cada proyecto crediticio no estén vinculadas con recursos externos. Es decir, el paquete de anuncios moderaría pero no cambiará el signo de la variación de la tasa de cambio en el corto plazo”. Hay quienes expresaron dudas sobre si el recorte del endeudamiento con la banca multilateral tendrá algún un efecto, pues consideraron que esos 3.000 millones de que habla el Gobierno, de todas maneras no iban a entrar al país, pues se quedarían en el exterior para pagar servicio de la deuda.

Siga bajando para encontrar más contenido