Gobierno lanzó plan de ayuda para atenuar impacto del TLC en el agro

Ayudas por tonelada producida o por hectárea, entregará directamente el Gobierno nacional a los cultivadores de arroz, maíz, cebada y fríjol cuando los productos que se importen de E.U. afecten la producción nacional.(VER GRÁFICO - EXPORTACIONES COLOMBIANAS A ESTADOS UNIDOS)

POR:
febrero 28 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-02-28

Así lo anunció ayer el presidente Alvaro Uribe, al divulgar un ‘paquete de medidas’ para apoyar a los sectores que se afectarán con la puesta en vigencia del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos. A través de lo que él mismo denominó el programa “Agricultura, ingreso seguro”, señaló que el Gobierno pagará directamente a los campesinos y no a los intermediarios. El paquete anunciado por el Presidente no sólo incluye las ayudas para el agro, sino que también se extiende a programas para facilitar la prestación de servicios médicos y para el acceso de los combustibles biológicos al mercado de Estados Unidos. En materia agropecuaria, el mandatario planteó la creación de una Comisión de Concertación que será la encargada de coordinar acciones con los empresarios menos beneficiados por el acuerdo comercial “pero no perjudicados”. Uribe insistió en que no hay que hablar de sectores afectados, porque por ejemplo en el caso del maíz, el consumo es superior a la producción nacional en cerca de 2 millones de toneladas y “eso beneficia al consumidor y al productor nacional”. Según destacó el mandatario, al eliminar el arancel para el maíz que se importará de Estados Unidos, se reduce el costo para los empresarios dedicados a la avicultura y a la porcicultura , entre otros sectores, y al abaratar sus gastos de producción este efecto positivo lo podrán trasladar al consumidor final. Frente a las críticas de algunos sectores en el sentido de que no es sostenible o no hay posibilidad de mantener estas ayudas en el tiempo, el mandatario también respondión. “Usted me dice ¿lo van a cumplir? claro, le doy dos razones en el sentido de que se van a cumplir: primera, este Gobierno ha sido cumplido y segunda, vamos a crear un mecanismo de vigencias futuras presupuestales que obliga al Gobierno a hacer esos pagos”, sostuvo el mandatario. El mandatario salió en la defensa de lo que se negoció con Estados Unidos y particularmente destacó las nuevas oportunidades que se van a obtener en el caso de la industria panelera. Según explicó, en el Tratado se logró aumentar la cuota de exportación de azúcar “y en la medida en que nos dediquemos a producir alcohol carburante, entonces más caña se va a dedicar a producir estos combustibles y menos caña a producir panela”. Aparte de las ayudas para el sector agropecuario, el Gobierno planea crear una zona franca hospitalaria para facilitar el desplazamiento de pacientes que vengan del exterior para obtener tratamientos médicos en Colombia. A través de estas figuras, se busca fomentar el empleo para médicos, enfermeras, especialistas y personal administrativo de los hospitales. La idea es aprovechar el TLC con Estados Unidos para que los profesionales de la salud en Colombia puedan prestar sus servicios, que resultan muy competitivos en áreas como odontología y algunas cirugías. También se espera aprovechar el potencial que tiene Estados Unidos en el consumo de combustibles biológicos, con la mayor exportación de alcohol carburante e incluso los denominados biocombustibles. En el caso del alcohol carburante, el beneficio sería para los azucareros y los productores agrícolas de yuca y remolacha, que son algunos de los productos de los que se extrae este combustible. A mediano plazo también se espera que el biocombustible, que se produce a partir del aceite de palma, se pueda comercializar en E.U.

Siga bajando para encontrar más contenido