close
close

Finanzas

Desaceleración e inflación, golpes para A. Latina de guerra en Ucrania

La Cepal pronostica también un aumento de la pobreza en la región por el conflicto bélico.

Cepal

Los golpes en la economía de la región podrían subir más si el aumento de precios se mantiene.

AFP

POR:
Portafolio
junio 06 de 2022 - 12:31 p. m.
2022-06-06

La desaceleración de las economías, un menor comercio internacional y mayores presiones inflacionarias son parte de las consecuencias que la guerra en Ucrania tendrá sobre América Latina y el Caribe, de acuerdo con un informe que la Cepal (la Comisión Económica para la región) entregó.

(Vea: Por cada 100 hombres en pobreza, hay 117 mujeres en esta condición).

La Cepal no mira esto como un evento único, sino como un proceso distinto, una secuencia de crisis y como un proceso acumulativo (...) Lo que nos está pasando con cadenas de valor, inflación, impacto de crecimientos, entre otros, son la suma de todos estos shocks. Es difícil leer los impactos de la guerra sin tener la historia de antes de lo que pasó en 2008-2009”, dijo Mario Cimoli, secretario ejecutivo interino de la Cepal.

En ese sentido, Cimoli alertó que “hay una respuesta heterogénea muy grande en la región y todo esto tiene que ver con lo que va a pasar, porque cada una de las economías va a reaccionar de manera distinta”.

(Vea: Qué es una recesión, cuándo fue la última y por qué hay temor de una).

Los golpes a la región

La primera de esas consecuencias es la ralentización de la economía general. Después del crecimiento de 6,3 % en 2021, luego de la pandemia, el organismo económico prevé una reducción del crecimiento llevándolo hasta el 2,1%, que luego recortó a 1,8% por producto de la guerra.

Este fenómeno, dice la Cepal, va a acentuar la tendencia de bajos crecimientos en la región, que ya se preveía, y que ya la región atraía desde el período de 2014-2019, antes de la pandemia del covid-19.

El organismo dice que, en líneas generales, la región se va a ver beneficiada por el incremento en los precios de los hidrocarburos y, por ende, se espera un repunte del 23 % en importaciones y exportaciones, desde un 9 % y 10 %, respectivamente. Sin embargo, esto sería desigual dependiendo de la subregión en cuestión.

(Vea: Alta inflación pone el freno en varios PIB de América Latina).

Ucrania

La economía de Ucrania también se ha visto afectada por la guerra.

EFE

Los países exportadores netos de productos energéticos (Bolivia, Colombia, Venezuela) se verán beneficiados. No obstante, dado que algunos de estos países son importadores de derivados, el “efecto neto no siempre será positivo”, algo que también le sucede a los exportadores agroindustriales del cono sur, por mayor costo de la energía y de los fertilizantes.

En cuanto a la inflación, la Cepal advierte que el costo de vida ya alcanzó una tasa anual de 8,1 % en abril, lo cual fue 1,5 puntos porcentuales mayor al dato recogido en diciembre de 2021.

También, el informe del organismo internacional señaló que esta aceleración de la inflación generará “un incremento en la estructura de costos de las empresas, lo que puede hacer aún más lenta la generación de empleos en algunos sectores, así como un mayor deterioro del ingreso real de los trabajadores”.

(Vea: Colombia iguala promedio de la Ocde con inflación de 9,2 % en abril).

De acuerdo con la Cepal, este panorama de mayor inflación en la región va a traducirse en un mayor incremento tanto de la pobreza como de la pobreza extrema en la región, algo que ya contemplan las previsiones base sobre este año, que ya ubican la incidencia en un 33 % y en un 14,5 %, respectivamente, para el primer trimestre de este año.

Ahora bien, en caso de que continúen los incrementos del costo de vida, lo que pronostican como 2 puntos porcentuales adicionales, la pobreza total crecería 1,6 puntos porcentuales y la pobreza extrema 1,1 punto porcentual.

(Vea: El 62,3 % de los hogares tiene menos acceso a bienes básicos).

El aumento de 1,1 punto porcentual de la pobreza extrema implicaría que 7,8 millones de personas se sumarían a los 86,4 millones cuya seguridad alimentaria ya está en riesgo”, señala el documento.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido