'Gustav' se roba el protagonismo y obliga a McCain a cambiar la agenda de la Convención Republicana

En la Convención, que se esperaba llena de música, color y luces, sólo se harán las actividades absolutamente indispensables según McCain, que el jueves será proclamado candidato a la Casa Blanca.

POR:
agosto 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-08-31

"Este es el momento de dejar de lado los intereses partidistas (...) Actuaremos como estadounidenses primero, y como republicanos después", declaró el senador por Arizona. 

"Una de las cosas que sabemos sobre los huracanes es que hacen lo impredecible (...) Por eso, suspendemos la mayoría de nuestras actividades del lunes", añadió.  

"No sería apropiado tener un acto festivo mientras se presenta una tragedia cercana o un terrible desafío. Por eso, estamos monitoreando el tema día a día".

McCain habló vía satélite a los organizadores de la Convención Nacional Republicana desde la ciudad de Saint Louis, estado de Missouri, poco después de arribar con su candidata vicepresidencial, Sarah Palin, desde Jackson (Mississipi), donde fueron informados sobre los preparativos en la zona a la espera de 'Gustav'.

En el primer día de la Convención, que se realizará en St. Paul (Minnesotta), figuraban como oradores el presidente George W. Bush y el vicepresidente, Dick Cheney.

Pero los dos cancelaron su participación este domingo, según informó la portavoz de la Casa Blanca, Dana Perino.

Bush anunció que el lunes visitará la zona que será impactada por el poderoso huracán.

Como se recuerda, fueron muchas las críticas que le llovieron al mandatario y a su administración por la lenta respuesta frente al huracán 'Katrina', que dejó más de 1.800 muertos y cerca de 100 mil millones de dólares en perdidas, cuando aplastó Nueva Orléans y otras regiones de Louisiana y Mississippi, en el 2005.

Rick Davis, presidente de la campaña republicana, informó que el programa de la primera noche se reducirá a dos horas de las siete que estaban previstas.

Davis sostuvo que habrá una conferencia de prensa diaria al mediodía (hora local) para anunciar, día por día, los planes para el evento, para el cual se espera una asistencia de casi 20.000 personas.

En condiciones normales, McCain, de 72 años, y Palin, de 44, la poco conocida gobernadora de Alaska, hubieran estado en campaña en algún sitio en camino de la Convención. Palin hablará el miércoles y McCain el jueves, en la aceptación de su nominación. 

"Nadie quiere hacer una fiesta cuando miles de personas están sufriendo y sus hogares destruidos", dijo una fuente del partido que ha estado en contacto con los organizadores de la Convención. 

Todos los gobernadores de los estados que están en la ruta del huracán ya cancelaron su participación. Entre ellos, Bobby Jindal, de Louisiana -considerado una de las figuras emergentes del partido-, y Charlie Crist, de Florida.

Una de las ideas que circulan en la campaña de McCain, en caso de que 'Gustav' golpee con mucha fuerza, será convertir la Convención en una especie de teletón para recaudar fondos para las víctimas. Otra alternativa que se estudia es condensar la agenda y reducir la Convención a solo 3 días.

Aunque el huracán podría otorgar una oportunidad para que los republicanos emerjan como un partido conectado con la realidad, no hay duda de que se trata de una muy mala noticia dentro de sus cálculos políticos.

Si 'Gustav' termina causando estragos y una emergencia humanitaria, los medios, con toda seguridad, dejarán en un segundo o tercer plano el cubrimiento de la Convención. 

De hecho, las principales cadenas de televisión tienen ya sus ojos puestos en la evacuación que ordenó el alcalde de Nueva Orléans, Ray Nagin, y en otras zonas de posible impacto.    

Ese "eclipse" minaría el efecto buscado, que no es otro que darle un empujón a McCain y neutralizar el gran impulso que la Convención Nacional Demócrata dio al senador afroamericano Barack Obama, a quien proclamó la semana pasada como candidato a la Casa Blanca en Denver (Colorado).

McCain, que dio un palo el viernes al escoger como candidata a la vicepresidencia a Sarah Palin, una joven mujer que es la actual gobernadora del estado de Alaska, esperaba usar los cuatro días de reunión en St. Paul para atacar el récord y la inexperiencia de Obama.

Y aunque ese plan sigue en marcha y, con seguridad, hará parte de la agenda, carecerá del impacto pretendido si todos los temores que hay frente a 'Gustav' se materializan.

SERGIO GÓMEZ MASERI
Corresponsal de EL TIEMPO 
WASHINGTON (Con AP)
 

Siga bajando para encontrar más contenido