Ya hay señales de que el primer trimestre será peor

El paupérrimo crecimiento del cuarto trimestre en Estados Unidos se explica por una desaceleración del consumo de las familias (que solo aumentó 2 por ciento) y por una nueva baja del sector inmobiliario, que por su gran peso en la economía quitó un punto porcentual al crecimiento.

POR:
enero 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-01-31

La construcción de viviendas cayó un 24 por ciento en el último trimestre del 2007, completando así ocho bajas consecutivas. A esto se sumó el mal comportamiento de la inversión residencial, que viene cayendo desde trimestres anteriores, pero que entre octubre y diciembre tuvo su mayor baja desde 1981, al descender 23,9 por ciento. Igualmente, el gasto de las empresas se enfrió y solo creció 7,5 por ciento en el cuarto trimestre, frente a un 9,3 por ciento del trimestre anterior. La inversión en construcción comercial se mantuvo, pero las compras de equipos y de software se suavizaron. Uno de los pocos factores que ayudó a que el crecimiento no fuera negativo fue el incremento de las exportaciones estadounidenses, que se han visto beneficiadas con un dólar devaluado. El déficit comercial del país del Norte, en términos anuales, se redujo de 533.100 millones de dólares entre julio y septiembre, a 521.000 millones en los últimos tres meses del año pasado. Durante el 2007, el comercio exterior sumó 0,55 puntos porcentuales al crecimiento del país, lo que implica su mayor aporte desde 1991. “Sin embargo, la idea general es que la economía perdió velocidad a fin de año, y que lo seguirá haciendo” dijo Sal Guatieri, analista de BMO Capital Markets.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido