Hitler quiso ser pintor pero le faltó talento

Así son las ironías de la vida. Adolf Hitler quiso ser artista y desde niño hizo pinitios en la pintura. Intentó ingresar a la Escuela de Bellas Artes de Viena, pero fue rechazado. Su talento no era tanto. Le tocó conformarse con hacer algunas reproducciones de postales y venderlas por ahí para ganarse algún dinerillo.

POR:
septiembre 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-09-30

Ahora, más de 80 años después, unas 21 acuarelas y dos bocetos atribuidos a este histórico personaje, fueron vendidos por 220.000 dólares (unos 580 millones de pesos) esta semana por la casa de subastas Jefferys en Inglaterra. El valor alcanzado no se debe tanto a la calidad de las pinturas ni al mensaje en ellas plasmadas, pues son apacibles paisajes rurales sin mucho riesgo artístico. La alta suma se logró simplemente porque se atribuyen al controvertido líder nazi. Mejor dicho, primó el hombre y no el artista. Aunque todavía hay dudas sobre sus autenticidad y autoría, a pesar de estar firmadas, se estima que estas acuarelas fueron pintadas por Hitler entre 1916 y 1918, durante su participación como cabo en la Primera Guerra Mundial (1914-1918). Los paisajes fueron hallados en una granja en Bélgica, no muy lejos de donde Hitler -entonces un artista en ciernes- se hallaba emplazado con su regimiento en Flandes. Los propietarios anónimos de las pinturas sometieron el papel a prueba a fin de determinar su antigüedad, confirmaron su firma y cotejaron puntos de referencia en las pinturas con los sitios donde Hitler estuvo apostado, dijo Chris Walton, vocero de la casa Jefferys Auctioneers de Lostwithiel, en Cornwall. La subasta generó protestas porque la venta de cualquier tipo de pertenencias de Hitler genera malestar a más de uno.

Siga bajando para encontrar más contenido