Hora cero para rebajar precios de la gasolina

La esperada, reducción en el precio de la gasolina y el acpm, comenzará a hacerse realidad desde hoy y durante todo el mes de mayo, aunque todo parece indicar que -en principio- la disminución del valor de los combustibles en el surtidor no se sentirá de un solo golpe como es el deseo de los dueños de los vehículos.

POR:
abril 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-04-30

Por lo menos así piensan los distribuidores minoristas, quienes ya advirtieron que es poco probable que de manera inmediata las estaciones de servicio rebajen de una vez los 400 pesos para la gasolina y el acpm, que ayer ordenó el Ministerio de Minas y Energía, vía resolución, pues ello se logrará en la medida en que se reduzcan los inventarios que fueron adquiridos al precio anterior. “Si hay puente, esos inventarios no los venderemos en tres días. Entre hoy (miércoles) y mañana (jueves), las mayoristas (Chevron, ExxonMobil, Petrobrás y Terpel, entre otras) van a inundar las estaciones para descolgarse de existencias y las estaciones van a amanecer llenas”, sostuvo Álvaro Younes, presidente de Fedispetrol, gremio que agrupa a los distribuidores minoristas de combustibles. En Bogotá y el centro del país el precio de referencia de la gasolina corriente pasará de 7.473,5 pesos a 7.073,50 pesos en mayo. Mientras que el acpm bajará de 6.249 pesos a 5.849,21 pesos el galón. Dentro de la estructura de precios de la gasolina corriente vigente para mayo, la mayor ganancia se la llevará el productor (Ecopetrol) que recibe 3.056 pesos por galón, mientas que el margen al distribuidor mayorista será de 1.168,12 pesos y el del minorista 404,04 pesos. El resto (unos 2.445 pesos) se lo llevan los impuestos como el IVA, el global, la sobretasa, y otras tarifas como las de transporte del producto por los poliductos. Los consumidores tendrán que estar muy atentos a las estaciones que les ofrezcan el mejor precio a partir de hoy, debido a que la venta interna de combustibles se encuentra bajo un régimen conocido como libertad vigilada. Este implica que quienes comercializan el producto se pueden mover dentro de un rango de precios, especialmente en las ciudades capitales donde hay competencia. En Bogotá hay al menos 500 estaciones, las cuales tienen precios diferentes y ello se hace más evidente entre las ubicadas al Norte y al Sur de la ciudad, o las localizadas cerca de las plantas de abasto como en Puente Aranda. La clave, según Younes, será buscar aquellas donde hay un mayor movimiento de vehículos donde por consiguiente se venden grandes volúmenes. Descuento al consumidor El Gobierno advirtió que no va a permitir que se refunda el alivio e incluso ha amenazado con que volvería al régimen de un precio único en caso de abusos. “Ese juego no lo vamos a permitir, entraremos en libertad regulada, si es necesario”, dijo el Minminas. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido