Inflación en la zona euro se desaceleró en agosto, pero el desempleo se mantuvo elevado en la región

La recuperación de la economía no se refleja aún en un aumento del empleo.

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

La oficina de estadísticas Eurostat informó ayer que la inflación en el bloque de 16 países se desaceleró al 1,6 por ciento en agosto, desde el 1,7 por ciento del mes anterior, en línea con las previsiones de los economistas y próxima al objetivo del Banco Central Europeo, de casi el 2 por ciento.

El desglose del dato sólo estará disponible el próximo mes, pero los economistas señalan que la desaceleración es probablemente el resultado de una caída en los precios de la energía y una disminución de la inflación subyacente, que excluye los volátiles precios de la energía y los alimentos.

"La inflación no será un problema por un periodo de uno a dos años", cometó Christoph Weil, economista de Commerzbank. "En el 2011, estimamos una tasa inflacionaria del 1,7 por ciento, después de un 1,4 por ciento estimado para este año. El favorable panorama para la inflación da un margen al Banco Central Europeo para dejar sus tasas en un nivel muy bajo por cierto tiempo. No esperamos el primer incremento en la tasa antes de fines del 2011", agregó Weil.

Asimismo, Eurostat comunicó que el desempleo en la zona euro se mantuvo sin cambios en un 10 por ciento de la fuerza de trabajo por quinto mes consecutivo, un factor que según los economistas está restringiendo la demanda de las familias. Los economistas señalan que una tasa de desempleo sin cambios en un 10 por ciento, cerca de un máximo de 12 años a pesar del fuerte crecimiento en el segundo trimestre, oculta la divergencia en las tendencias dentro de la región.

En Alemania, la mayor economía europea, el desempleo cayó en agosto por décimocuarto mes consecutivo a una tasa del 7,6 por ciento, tendencia opuesta a la vista en España e Irlanda, donde la tasa subió a 20,3 y 13,6 por ciento en julio respectivamente. "Las cifras del desempleo son preocupantes, lo siguen siendo. Demuestran que aunque haya recuperación en términos de crecimiento económico, ésta no se ha traducido todavía en un aumento del empleo", explicó el portavoz europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Amadeu Altafaj.

El conjunto de la UE vive una situación parecida, con el desempleo estancado en el 9,6 por ciento desde febrero, lo que supone una cifra abultada, pero muy por debajo del "especialmente preocupante" 20,3 por ciento de desempleo en España, que ostenta la tasa más alta de los Veintisiete y dobla la media de la zona euro.

En los últimos 12 meses, los desempleados se incrementaron en 1,1 millones de personas en toda la Unión y en 0,66 millones en los socios del euro.

Austria tiene el menor índice

Por países, las mayores tasas de desempleo se registraron, además de España, en Letonia (20,1 por ciento) y Estonia (18,6 por ciento), aunque los datos de estos dos países corresponden al primer y segundo trimestre de 2010, respectivamente. En el otro extremo se volvieron a situar Austria (cuyo desempleo bajó una décima en julio hasta el 3,8 por ciento) y Holanda (registró un 4,4 por ciento en junio).

Siga bajando para encontrar más contenido