Innovaciones con mucha seguridad

La evolución de la industria automotriz ha permitido crear vehículos con una mayor tecnología, con líneas más modernas, más confortables y, claro, mucho más seguros que los de hace 10 años.

POR:
abril 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-04-30

Ya se puede hablar con propiedad de vidrios blindados, chapas eléctricas, switches automáticos, dirección inteligente, alarmas digitales y hasta de sistemas de visión, que hacen parte de una completa lista de productos de última generación inmersas en los automotores modernos. Dentro de esta parafernalia de avances, algunas empresas se han puesto en la tarea de diseñar equipos y productos para hacerlos más esquivos al hurto y a los ataques externos. Es el caso de la alarma SOS, que trabaja con el teléfono celular del propietario del automotor, a través del sistema GPS o la red GMS, que tiene cobertura nacional. Para tal fin, la empresa Ultra se encarga de instalar en el habitáculo del vehículo un hadware y un software que tendrán la función de emitir cualquier señal al móvil, en donde aparecerá un menú de cinco opciones: apagar el automóvil, rastrearlo, abrirlo (en caso de que se le queden las llaves adentro), activar la alarma e informes sobre golpes o colisiones. De esta forma, cuando algún amigo de lo ajeno intenta abrir el carro, inmediatamente le llega un mensaje de texto al dueño, que lo pone al tanto. Él podrá oprimir la opción uno, que es la que bloqueará el encendido del carro y la que le dará el tiempo suficiente para llegar hasta donde lo dejó. Pero, si el automotor es hurtado, con la opción dos le aparecerá en la pantalla del celular, después de 20 segundos, la ubicación exacta. Para acceder a este novedoso sistema, las veces que considere necesario, Ultra le adjudica una clave personal al usuario y un número de teléfono. Este último, para que se pueda comunicar con la central. Más opciones Otra de las alarmas que se comercializan en el mercado es la de doble vía, que funciona a control remoto y tiene una pantalla similar a la de los teléfonos celulares, en donde aparecen las puertas del carro dibujadas. Automáticamente, esta se activa al momento de ser abierta alguna de ellas y tiene un alcance de 400 metros, aproximadamente. Finalmente, está el sistema Biologic, que cuenta con una chapa que envía hasta cuatro impulsos para encender el carro, desbloquear el sistema eléctrico y abrir las puertas automáticamente, con solo leer la frecuencia cardiaca o la huella digital del propietario.

Siga bajando para encontrar más contenido