Interés por el chino, pero no hay maestros

A la par con el crecimiento de la influencia de China en occidente y de las relaciones comerciales entre ese país y Colombia, también ha aumentado la demanda por los cursos de mandarín.

POR:
septiembre 11 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-09-11

Además de los empresarios, hay interés entre universitarios y jóvenes que quieren tener este idioma como tercera lengua, después del español y el inglés. De acuerdo con los registros de inscripción, la mayor demanda por el mandarín proviene de quienes cursan carreras de ingeniería, relaciones internacionales, negocios internacionales y administradores de empresas. Aunque cada vez son más los empresarios y los ejecutivos que ingresan a estudiar el idioma chino, existe una alta deserción debido a la falta de tiempo de estas personas. Es más, a pesar de la alta influencia china en las relaciones comerciales con Colombia, aún son muy pocos los exportadores e importadores que conocen el idioma. Así quedó evidenciado en el Congreso de Analdex que se realizó la semana pasada en Medellín, pues al tocar el tema de la necesidad de definir una agenda con el Pacífico, ante un auditorio de más de 100 empresarios, uno de los expositores preguntó: “¿Cuántos aquí saben o estudian mandarín?”, a lo cual solo cinco asistentes levantaron la mano. John Botero es socio de la compañía Alianza de Negocios Chino-Latinoamericanos (Ancla), y toma clases de mandarín desde hace un año. Iniciaron 10 empresarios y hoy solo quedan dos. Universidades como el Rosario, la Javeriana, los Andes, la Nacional, la del Valle, la del Norte en Barranquilla, la Tecnológica de Pereira y la de Antioquia, entre otras, ofrecen cursos tanto para sus estudiantes como para las personas externas a la universidad. También hay institutos de educación no formal como Studiomandarín, Lenguas Orientales y Centro Asia, en Bogotá, donde igualmente están los colegios Nueva Granada y Cervantes El Retiro, y en Pereira el colegio Saint Andrews. Sin embargo, puede haber más instituciones particulares dictando cursos de mandarín. La Secretaría de Educación de Bogotá, no tiene en sus registros a 2006, instituciones de educación no formal que enseñaran explícitamente el idioma mandarín. “Hay registros de programas aprobados, para que las instituciones presten el servicio en lo que se ha denominado Idiomas Modernos, donde podría encontrarse relacionado el idioma oficial de China”, señaló Leonardo Rojas, de la Unidad Especial de Inspección Educativa. Lo cierto es que las entidades que ofrecen la enseñanza del mandarín cuentan con profesores nativos de China, pero ‘combinan’ con colombianos que han vivido en ese país y conocen el idioma. Aunque la Embajada de China en Colombia dice que hay oficialmente ocho profesores, al examinar con las diferentes universidades e instituciones, estos suman más de 20. El interés por China va más allá. Colombia se convertiría en el tercer país de América, después de México y Perú, en traer el Instituto Confucio, lo que implica que quienes acudan a él podrán no solo conocer la cultura china, sino tendrán una alternativa más para aprender el mandarín y de asistir a actividades de tipo cultural, así como exhibiciones y conferencias, y cursos de culinaria y origami, entre otros. Y es que el Instituto Confucio es un proyecto del gobierno chino que pretende mejorar la difusión de esa cultura y su lengua por todo el mundo, además de mejorar las relaciones internacionales del país asiático. Esa entidad llegaría a Medellín el próximo año, y lo haría por un convenio entre la Alcaldía de esa ciudad, la Eafit y la Universidad de Antioquia. “A nosotros nos interesa mucho la parte cultural y educativa. Lo que hacemos es responder a la demanda. Venimos trabajando hace siete meses para finiquitar el convenio”, dijo Gabriel Jaime Salazar, jefe del Centro de Idiomas de Eafit. La idea es que el Instituto usará la infraestructura de las dos universidades para los diferentes programas que manejará y proveerá los profesores para la enseñanza del idioma, al igual que preparará a docentes en el país. “Hay una alta demanda por aprender mandarín. Nosotros tenemos una lista de espera de más de 200 personas aquí en Medellín, pues con los profesores que tenemos hoy en la universidad, no alcanzamos a suplir la demanda”, señaló Adriana González, de la Universidad de Antioquia. Pero, ¿por qué ese interés por el mandarín? Son varias las razones, pero la principal, es precisamente por el auge de China y por el aumento de las relaciones comerciales. (Ver nota anexa). Para Andrés Muñoz de Punto Focal Asia de la Andi, hay otras razones, y una de ellas tiene que ver con que hay estudios que señalan que tienen más éxito de negociación, los empresarios extranjeros que hablan mandarían, que los empresarios que usan traductores. “Hay multinacionales que ya le exigen a sus directivos hablar mandarín, entre las que están Lenovo y Alcatel”, dijo. Y agrega que en este momento en China camina un proyecto en el que obliga a que los directivos de multinacionales que tengan sedes en China, sepan mandarín, quienes deberán presentar el examen Hanyu Shuping Kaoshi (HSK), que es como el toefl del inglés. Habría plazo para aprenderlo hasta el 2009. De otra parte, se empieza a debatir si el mandarín llegará a ser la primera lengua. Para Andrés Muñoz, sí, pero para Javier Redondo de la Universidad Javeriana, esto no pasará, Por su parte, César Caballero, a través de una columna, defiende la necesidad de una tercera lengua en la política educativa. CURSOS EN LAS UNIVERSIDADES Las diferentes universidades iniciaron los cursos de mandarín, tanto abiertos al público, como a sus estudiantes, en el 2004. La más antigua inició en 1999. En las distintas universidades son dos, máximo cuatro, profesores los que enseñan el mandarín, de los cuales la mayoría son de China, y unos pocos son colombianos que aprendieron el idioma allá. Universidades como la del Rosario, la Javeriana y la Nacional, han hecho convenios con la Embajada de China para traer los maestros. Esta última los trae, y las universidades les pagan sus salarios y en algunas ocasiones, la vivienda. Uno de los inconvenientes es que cuando se acaban los contratos, en algunas ocasiones, deben frenar los cursos mientras llega otra persona. Otras universidades como la del Norte de Barranquilla hizo convenios directamente con universidades, y en el caso de Studiomandarín, son profesores contratados directamente. Aumenta el intercambio comercial con la China Si bien es indiscutible el auge que ha tenido China, también lo es que la balanza comercial con Colombia es deficitaria. Aunque tanto las importaciones como las exportaciones van en aumento, las importaciones lo han hecho casi al triple de las ventas a ese país. Hoy China ya es considerada el tercer proveedor de Colombia, después de Estados Unidos y México. Según los datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, mientras que en el periodo entre enero y junio de 2005 las ventas de Colombia a China sumaron 116 millones de dólares, en el mismo periodo de 2006 llegaron a 142 millones de dólares y en el primer semestre de este año sumaron 477 millones de dólares. Pero lo que Colombia compró a esa nación en el mismo periodo sumó mucho más. En los primeros seis meses del 2005, las importaciones llegaron a los 680 millones de dólares, las que sumaron 930 millones en el 2006. Y para el primer semestre del 2007 las compras sumaron 1.396 millones de dólares. En lo que toca a las exportaciones, los principales bienes que los empresarios le venden a China son ferroníquel, cuyas exportaciones en el primer semestre sumaron 333,6 millones de dólares. Aunque también se registran flores y esmeraldas, se trata de algo muy pequeño, pues para el primer caso las exportaciones sumaron 73 millones de dólares y en esmeraldas 20 millones de dólares. También se vende café. Otros sectores que venden son los de metalúrgica, industria liviana, industria automotriz y algo de productos de plástico. Por el lado de las importaciones, los bienes que se traen son derivados del petróleo, confecciones, textiles, calzado, jabones y cosméticos, papel, algo del sector de editoriales, manufacturas del cuero, productos de plástico y carros, entre otros. También hay bienes del sector agroindustrial, así como del agropecuario. En todo caso, para el sector empresarial China seguirá creciendo y es necesario establecer, como política gubernamental, una agenda con el Pacífico, para aprovechar aún más ese mercado y lograr exportar más productos a ese país. 1.396 millones sumaron las importaciones desde China en el primer semestre.

Siga bajando para encontrar más contenido