La inversión no minera también crece

El atractivo de Colombia para la inversión extranjera no se da únicamente en minería y petróleo.

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

Comercio al por menor, saneamiento básico, servicios de belleza, inmobiliarios y portuarios, son algunas de las actividades que durante los últimos días han recibido capital internacional, en negocios realizados con empresas colombianas. Sin embargo, analistas consideran que es prematuro determinar una tendencia clara, tras varios meses de desplome. Por ahora, la realidad es que la inversión extranjera directa (IED) en sectores distintos a minería y petróleo volvió a subir. Entre enero 2 y agosto 15 del 2010 se ubicó en 740 millones de dólares, un monto superior en 1,5 millones de dólares al de igual periodo de 2009. En total, los negocios empresariales concretados y acordados por inversionistas internacionales en todos los sectores sumaron unos 1.525 millones de dólares, en agosto, aunque no se revelaron los montos de algunos de ellos. Esta última cifra incluye los cerca de 950 millones de dólares que pagó la canadiense Talisman por la mitad de los activos de BP Colombia, negocio que hizo en compañía de Ecopetrol. Sin embargo, la mitad de las movidas se presentaron en sectores distintos a hidrocarburos y minas, destacándose la venta del grupo siderúrgico Ferrasa a Ternium, por 57 millones de dólares. La IED, que refleja algunas de estas movidas, siguió siendo impulsada por minas e hidrocarburos, y creció de 5.057 millones de dólares a 5.714 millones, según la Balanza Cambiaria. Otras operaciones destacadas este mes son la compra de Imusa por parte del grupo francés SEB; la empresa de información Byngton por parte de Computec; la participación de Colinversiones en tres hoteles que pasan a manos de Germán Efromovich; la flota de barcazas de Cementos Argos pasó a poder de una firma suiza, y la sociedad de audiovisuales VFX a control de Chilefilms. En el sector financiero también se presentaron movimientos: el grupo panameño Multibank anunció la compra del 30 por ciento de la CFC Macrofinanciera para completar el 100 por ciento. EMPRESAS NUEVAS Sin embargo, la presencia de capital foráneo no se refiere únicamente a compras y fusiones con compañías nacionales. También hay un apreciable repunte en la llegada de empresas extranjeras. Por ejemplo, lo más probable es que Colombia sea el próximo aterrizaje en el exterior de la unidad forestal de la empresa chilena Masisa, porque, según esta firma, registra una alta tasa de crecimiento en el sector forestal, originada en los incentivos tributarios. El gerente de la unidad, Jorge Correa, afirmó al diario El Mercurio, de Chile, que el arribo podría concretarse entre el 2011 y el 2012. Otra empresa foránea que desembarca en el país es el Fondo Rentas Colombianas (FRC), de capitales chilenos y mexicanos que adquirió oficinas y locales comerciales en dos sectores de Bogotá, por 5 millones de dólares. La cadena de almacenes de vestuario Tricot, también de capital chileno, afirmó que la entrada a Colombia se concretará en el corto plazo. El comercio de productos alimenticios es otro sector que está en la mira de los inversionistas foráneos y el Grupo Calvo (España), uno de los cinco procesadores de alimentos marinos enlatados más grande del mundo, anunció la entrada a segmentos premium del comercio al por menor con las marcas Calvo, originaria de su país, Gomez da Costa, de Brasil, y Nostromo, de Italia. Por su lado, SSA Marine, una empresa estadounidense en la que es accionista un fondo especializado en infraestructura de la banca de inversión Goldman Sachs, firmó un memorando de entendimiento con la Sociedad Portuaria del Norte para construir un terminal de contenedores en el Puerto de Barranquilla, donde hará inversiones por 40 millones de dólares. Clearford Industries, fabricante canadiense de sistemas de acueducto y alcantarillado para tratamiento de aguas residuales, dijo que se encuentra finiquitando varios contratos en Colombia que implican su entrada al mercado nacional. - Franquicias, a la orden La franquicia es otra de las modalidades de aumento de la presen- cia de empresas extranjeras en el país. La cadena de centros de belleza y depilación española Pulsazione firmó una franquicia para abrir 350 locales en México, Brasil, Argentina y Colombia. El acuerdo asciende a 6 millones de euros. También entró al mer- cado nacional a través de franquicia, la ibérica Clean & Iron Service, marca especializada en servicios de limpieza y plancha a domicilio, que abrió operación comercial en Bogotá.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido