Invierno y expectativas de inflación

En los últimos días se ha sentido un relativo nerviosismo por parte del mercado derivado de la agudización del invierno, lo cual fue evidente en la Semana Santa.

POR:
abril 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-04-29

Esta difícil situación, que probablemente está siendo presenciada por primera vez por muchos participantes del mercado, comenzó a generar la percepción de que la coyuntura actual podría ser peor a la observada en diciembre pasado, mes en el cual la inflación de alimentos se incrementó 1,65%. En efecto, la mayor incertidumbre se ha evidenciado en los TES, con vencimiento en el 2024 que subieron más de 10 punto básicos en los últimos cuatro días. Considerando que aparentemente aún no se ha producido una transmisión importante sobre los precios al consumidor derivada de los mayores costos de transporte, mantenemos nuestro pronóstico de inflación total para abril en 0,28%. Por otro lado, si la situación de las vías no mejora en las próximas semanas, probablemente se produzca un nuevo incremento en las expectativas de inflación, aunque probablemente no de gran magnitud considerando la experiencia de finales del año pasado. Específicamente, el PIB del sector agropecuario registró un crecimiento del 4,2% en el último trimestre, lo que reafirma la percepción de que en el agregado, los efectos del invierno sobre la inflación parecen provenir más por las dificultades de transporte que por problemas de producción, situación que similar a la actual, al menos por ahora. En todo caso, seguirá siendo cierto que durante el 2011, las expectativas de inflación por parte del mercado seguirán atadas al vaivén de los precios erráticos de los alimentos que representan el 28% de la canasta al consumidor. Análisis del mercadohelgon

Siga bajando para encontrar más contenido