Japan Airlines anunció que reducirá su flota en dos quintos

30% de la plantilla laboral de JAL de unos 48.700 trabajadores, serán eliminados, en parte debido a la venta de filiales, dijo la aerolínea.

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

La aerolínea que en enero tenía el valor de un jumbo con 20 años de antigüedad dijo que anulará uno de cada ocho vuelos internacionales y uno de cada cuatro locales, en un esfuerzo por volver a ser rentable.

Para competir con rivales regionales más económicas, JAL -que fue rescatada por el Gobierno- además busca crear una aerolínea de bajo costo. El grupo nombrado por el Gobierno para dirigir la reestructuración dijo que es posible que la compañía vuelva a cotizar en bolsa para el 2013.

La promesa de reestructuración de JAL, presentada ayer a la Corte distrital de Tokio, incluye una reducción en 10 vuelos internacionales. También dejará de operar 39 rutas domésticas. JAL cree que la última reducción en servicios que generan pérdidas la ayudará a lograr un margen operacional de un 9,2 por ciento a marzo del 2013.

"El fracaso de JAL le ha causado muchos problemas a los accionistas y a las instituciones financieras", dijo el presidente y presidente ejecutivo, Kazuo Inamori, durante una rueda de prensa en Tokio.

"Hoy es un nuevo inicio para nosotros", dijo Inamori, de 77 años de edad y fundador del fabricante de aparatos electrónicos Kyocera Corp, a quien el Gobierno le pidió que dirigiese a JAL por tres años después que se acogiera a la protección de quiebra.

Bajo el plan de reestructuración JAL recibirá una inyección de 350.000 millones de yenes (4.140 millones de dólares) del Gobierno y una dispensa de deuda por 521.000 millones de yenes de bancos entre los que se incluyen Mitsubishi UFJ Financial Group y Mizuho Financial group.

JAL se va a deshacer de jumbos 747-400 de Boeing y de todos los modelos A300-600 de Airbus que posee a marzo del próximo del año próximo.

La aerolínea ejecutará un drástico ajuste

El plan, presentado al Tribunal Distrital de Tokio y en preparación desde hace varios meses, incluye la venta de varias filiales y el abandono de rutas nacionales y extranjeras deficitarias.

Además, bajo el programa de reestructuración, la aerolínea japonesa recibirá una inyección de 350 mil millones de yenes del gobierno, así como una condonación de deuda bancaria por 6.200 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido