Jornal do Brasil se despide del papel, realiza significativo recorte en la nómina compuesta por 180 empleados

Uno de los diarios más tradicionales del país, con 119 años de historia, circuló ayer por última vez en papel debido a su crisis financiera y publicará a partir de hoy una edición en internet.

POR:
agosto 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-08-31

Uno de los diarios más tradicionales del país, con 119 años de historia, circuló ayer por última vez en papel debido a su crisis financiera y publicará a partir de hoy una edición en internet cuyo contenido sólo podrá ser consultado mediante suscripción paga.

En su última edición impresa, que se agotó rápidamente en los quioscos, el Jornal do Brasil, agobiado por las deudas, anunció en primera página que su primera edición exclusivamente digital llevará un artículo del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva.

El diario agregó que el paso del papel al formato digital fue presentado la semana pasada al secretario de Comunicación Social de la Presidencia, Franklin Martins, quien consideró el proceso como natural.

"Hace algunos años pensaba diferente. No sabemos exactamente cómo será el futuro, pero creo que, en 25 años, más o menos, todos los periódicos abandonarán el papel y se transferirán al medio digital", afirmó Martins citado en el periódico.

El fin de la edición impresa cierra todo un periodo del diario que llegó a ser uno de los más influyentes de Brasil y se destacó como uno de los más firmes defensores de la democracia durante el régimen militar (1964-1985).

Pese a que la dirección del periódico asegura que la transferencia es un proceso natural en la era digital y responde a la necesidad de reducir el impacto ecológico de la producción de papel, lo cierto es que el diario perdió miles de suscriptores en los últimos años en medio de una grave crisis financiera.

La dirección alegó igualmente que el periódico siempre ha sido pionero y que fue el primero de Brasil en ser publicado en internet, ya que su edición en la red existe desde 1995. El Jornal do Brasil, fundado en 1891 por monárquicos tras la proclamación de la República, llegó a vender 150.000 ejemplares diarios en sus mejores tiempos, pero en sus últimas semanas en papel su circulación cayó a 21.000.

Según versiones de prensa, la deuda del diario asciende a cerca de 800 millones de reales (unos 460 millones de dólares) y la empresa aprovechará el cambio de formato para realizar un significativo recorte en la plantilla, actualmente compuesta por 180 empleados, 60 de ellos en la redacción, que hace una década tenía 240 periodistas.

Un viejo problema

La crisis financiera ya había obligado a los antiguos dueños a alquilarle la marca en 2001 a la Compañía Brasileña de Multimedia (CBM), de propiedad del empresario Nelson Tanure y que controla otros medios. La CBM también había arrendado la marca del diario Gazeta Mercantil, que dejó de circular en 2009 por problemas económicos.

El diario divulgó ayer en su página en internet una lista de 50 argumentos para justificar su cambio a la edición digital, entre los que no menciona ni los problemas económicos ni la caída de la circulación.

Siga bajando para encontrar más contenido