Juguetes bilingües para que los niños aprendan inglés

Lizbeth Sánchez, de seis años, que acompañaba a su madre a comprar regalos de Navidad, se detuvo ante la casa de muñecas de Dora la Exploradora, que la recibía en inglés y también en español, su lengua natal.

POR:
diciembre 22 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-12-22

"Le gusta Dora porque está aprendiendo inglés y ella le ayuda'', explicó la madre de Lizbeth, Celenia Paulino, quien recientemente trajo a sus niños de la República Dominicana a Miami. La casa de muñecas bilingüe y su accesorio aún más popular, la cocina parlante de Dora, se suman a los juegos y juguetes hispanos que ocupan cada vez más espacio en las estanterías de los comercios en estas fiestas de fin de año, mientras los fabricantes se disputan uno de los mercados de mayor crecimiento en Estados Unidos. "Estos juguetes enorgullecen a las familias latinas, pero últimamente también a cualquier familia'', dijo Brenda Andolina, directora de mercadeo de marcas del fabricante Fisher Price. Zoe David-Lang, de cuatro años, es fanática de Dora, y su tío probablemente le regalará una muñeca parlante del personaje para Jánuca. Jenn, su madre, está encantada de que Zoe aprenda algunas palabras en español. El show de Dora es uno de los más populares entre los niños de tres a cinco años, es líder en ventas, con ganancias estimadas en unos 4.000 millones de dólares desde que la compañía presentó su línea de juguetes y accesorios en 2002. Ante semejante éxito, la empresa Scholastic acaba de presentar una línea de juguetes derivados de su serie protagonizada por Maya y Miguel, mellizos bilingües de 10 años cuyas travesuras suelen meterlos en líos. Por su parte, Baby Abuelita, una pequeña empresa de Miami, acaba de firmar contrato con la gran cadena minorista Toys R Us para vender en Florida y California sus muñecas Abuelita y Abuelito que cantan nanas. Bratz, la línea de muñecas, acaba de agregar nuevos modelos de aspecto hispano. Andolina dice que esto es apenas lógico para una industria del juguete que mueve 20.000 millones de dólares anuales, y cuyas ventas se redujeron levemente en 2004. La población hispana de Estados Unidos saltó de 35 millones en el 2000 a aproximadamente 40 millones en 2004, el 14 por ciento de la población, según la oficina del Censo.

Siga bajando para encontrar más contenido