El Jumper se sobra en ingenio

Es un vehículo de altas dimensiones, un poco ancho de espalda, pero refinado en su trompa. Es lo que se podría decir, un modelo excelentemente diseñado para darle la función que se desee, como llevar carga o transportar a unas once personas.

POR:
marzo 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-03-31

Se trata del Citroën Jumper, de propiedad de Henry Villa, una máquina completamente delineada y transformada para duras competencias de tuning, en donde los cambios extremos en cada una de las partes de los automotores, se convierten en aguerridos desafíos, en los que creatividad e ingenio, se roban grandes aplausos y admiraciones. Precisamente, del trabajo de modificación de esta camioneta se encargó la empresa TPD (Troquelados, Partes y Desarrollos), que le dio rienda suelta a sus musas inspiradoras para lograr una verdadera obra de arte. Esta firma fabrica en el país una gran lista de accesorios automotores, tales como: espejos, stops, boceles y otros, para vehículos de trabajo pesado, pero actualmente su máxima finalidad es la de distribuir nuevas marcas de audio, incluidos los mismos componentes que utilizan los personajes de West Coast Customs, que se han hecho famosos por su programa de MTV. Aunque presenta varios cambios en su parte exterior e interior –con pinturas especializadas, rines exclusivos de fábrica y un habitáculo perfectamente acondicionado con las más exigentes tecnologías, que se dejan ver en su tablero, timón, barra de cambios y silletería, entre otras partes, el fuerte de esta ‘nave’, de grandes proporciones, se encuentra en su sistema de sonido, capaz de hacer retumbar hasta el más grande los estadios. “Cuenta con tres baterías 8D que alimentan a 12 amplificadores, distribuidos en toda la parte interna. Además de siete bajos y de tres radios diferentes que pueden sonar de manera independiente en el mismo interior; así también opera su sistema de video”, comenta Henry Villa, propietario y responsable del diseño de todo el vehículo. También dispone de seis monitores adelante, tres en el medio del vehículo y seis atrás. Internet inalámbrico, Playstation 2 motorizado, Bluetooth, iPod y un acuario que ayuda a refrescar el ambiente. Finalmente, vale resaltar su aerografía, que muestra sitios simbólicos de los países en donde está presente la marca West Coast Custom, como son las Torres Petronas de Malasia, el puerto principal de Hong Kong, el Monumento del Átomo en Bruselas y uno de los hoteles más prestigiosos de Dubai, en los Emiratos Árabes.'' El sistema de video de la Jumper lo integran seis monitores adelante, tres en el medio del vehículo y seis atrás”. Henry Villa, propietario de este vehículo de tuning. 12 amplificadores, distribuidos en toda la parte interna del vehículo, se alimentan por 3 baterías 8D. Además de 7 bajos y 3 radios diferentes.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido