La incertidumbre envuelve al precio del dólar en Colombia

No hay señales claras sobre la tendencia que tome la divisa en las próximas jornadas. Crisis sociales en la región generan dudas entre inversionistas.

Dólar

En tan solo tres días, la moneda local cayó casi $93 frente a la divisa estadounidense.

POR:
Portafolio
noviembre 27 de 2019 - 10:16 p.m.
2019-11-27

El dólar no es ajeno a la incertidumbre que generan por estos días las crisis sociales en América Latina.

La divisa estadounidense alcanzó nuevos máximos históricos este miércoles en Colombia y en Chile ante la fuerte depreciación de sus monedas locales, en dos países que por estos días son escenarios de sendas protestas. 

(El dólar alcanza su precio más alto de la historia). 

En el caso colombiano, el dólar se negoció sobre los $3.500, al cerrar en un precio promedio de $3.502,92. En tan solo tres días, la moneda local cayó casi $93 frente a la divisa estadounidense, como consecuencia del temor de una extensión en las protestas. Sin embargo, la caída del peso colombiano no es un hecho aislado.

Portafolio.co consultó con varios analistas cuál sería la tendencia de la divisa estadounidense respecto al peso para las próximas jornadas.

'LA REGIÓN NO SE ESTÁ VIENDO BIEN DESDE EL EXTRANJERO'

Según Daniel Velandia, analista económico de Credicorp Capital, en las últimas jornadas ha habido una especie de efecto contagio en las bolsas latinoamericanas por la situación social que han enfrentado países como Chile, Bolivia, Ecuador y ahora Colombia. 

“Más allá de la situación puntual de cada país, la región no se está viendo bien desde el extranjero. Los inversionistas no están viendo a Suramérica como una región atractiva para la inversión en este momento, sobre todo porque la pregunta que se hacen es si estas manifestaciones producirán cambios estructurales como en el caso chileno, en donde se anunció una reforma de la Constitución”.

(Dólar subió con fuerza en Colombia). 


Y es que ajustes tan profundos como estos podrían cambiar las reglas de juego actuales, lo que produce temores de los inversionistas foráneos.

“Aunque en Colombia ese debate de ajustes en la Constitución no se está dando, lo cierto es que los inversionistas se preguntan cuánto va a ceder el Gobierno en términos de programas, que puedan al final llegar a poner un riesgo sobre la estabilidad fiscal del país. En este momento la principal preocupación de los inversionistas es el asunto fiscal y eso está castigando a las monedas”, explicó Velandia.

Sobre hasta dónde va a llegar esta tendencia alcista, Velandia considera que eso dependerá de cómo se solucionan estos problemas, cuándo y las medidas finales adoptadas por los gobiernos, “La incertidumbre es amplia y no es normal pasar por este tipo de eventos en la región”. 

Por su parte, Juan Pablo Espinosa, analista de Bancolombia, coincide en señalar que la apreciación del dólar en la región es una tendencia generalizada y que lo que hoy vemos es una reacción predominantemente regional.

(Por ahora, protestas en el país no han golpeado al dólar). 


“El movimiento de nuestra moneda ha sido parte de una tendencia de depreciación que hemos visto en las principales monedas latinoamericanas, entre ellas el real brasileño y el peso chileno, lo cual denota una demanda importante de dólares por parte de los agentes como tendencia generalizada en la región, de modo que yo creo que el gran determinante es eso que está ocurriendo con las monedas latinoamericanas más que en los eventos puntuales de Colombia. Una manera de poder sustentar esta visión es el hecho de que la prima de riesgo soberano de Colombia en estos días álgidos se ha mantenido bastante estable, lo cual, de alguna manera, deja entrever que para los actores internacionales, más que una situación que pueda desestabilizar la actividad económica del país, lo que estamos viendo en este momento es más una reacción a una tendencia predominantemente regional”, le dijo Espinosa a Portafolio.co.

'MERCADOS SIENTEN EL EFECTO DE LA PRESIÓN AL GOBIERNO'

Por su parte, Alexander Ríos, de Estratégica Consultoría, agregó que los mercados ya están empezando a sentir el efecto de la presión al Gobierno, pues este ha tenido que reevaluar la reforma tributaria, lo que afectaría la política fiscal de mediano y largo plazo y sin duda la crisis social ha generado una afectación regional, que de continuar podría provocar más presión alcista en nuestras monedas.

Finalmente, de acuerdo con Camilo Pérez, gerente de investigaciones económicas del Banco de Bogotá, “el contexto social ha tenido una incidencia sobre la cotización. Mientras las principales monedas latinoamericanas se han devaluado alrededor de 1% desde el 21 de noviembre, el peso colombiano ha perdido casi 2%, confirmando un factor local en su comportamiento. Existe nerviosismo por el impacto de las protestas y su extensión. Aunque hay problemáticas muy diferentes, muchos comparan a Colombia con Chile, donde ya llevan mes y medio y el golpe en la moneda y economía es notorio. La preocupación es que aquí también se prolongue y termine por afectar a la actividad”.

Portafolio.co

Siga bajando para encontrar más contenido