Le va mejor a la economía urbana que a la rural en TLC

Luego de 20 meses de negociaciones, en la madrugada de ayer lunes, culminó la primera fase del Tratado de Libre Comercio entre Colombia y Estados Unidos.(VER CUADROS - AREA CULTIVADA EN ARROZ Y PRONÓSTICOS)

POR:
febrero 28 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-02-28

Con frases como “creemos que el esfuerzo ha valido la pena”...”le entregamos al país un tratado muy positivo”...”Es un día histórico para Colombia”, los ministros de Comercio y Agricultura, Jorge Humberto Botero y Andrés Felipe Arias y el jefe del equipo técnico de la negociación, Hernando José Gómez, hicieron su reporte, primero a los delegados del sector privado que aún permanecían en Washington y luego a los medios de comunicación. El ministro Botero, quien acompañó la negociación desde un comienzo, en mayo de 2004, sostuvo que “estos tratados abren posibilidades de crecimiento económico y de desarrollo social. Eso no es fatal, ni inexorablemente así”. “No nos vienen ríos de leche y miel, Nada de lo que se consigue importante en la vida es gratis. Colombia tiene que luchar muy duro para que estas potencialidades que se abren con el tratado tengan cabal realización”. El sector privado reaccionó de acuerdo con los previsto. La industria y en general los sectores exportadores se declararon satisfechos con lo alcanzado. También lo hizo el comercio al detal, pues su actividad concentra en la intermediación de productos nacionales o importados. En el sector agropecuario, las actividades exportadoras como la floricultura y el café mostraron su conformidad. La primera porque extiende los beneficios logrados en el pasado a través del Atpdea y que tiene vigencia hasta finales de este año y en café porque se logró mantener sus condiciones de exportación. “Terminó beneficiado el sector urbano y no pasó igual con el rural”, dijo el presidente de Fedegan, José F. Lafaurie.- Maíz Se acordó el ingreso de 2 millones de toneladas, que no pagarán arancel y habrá desgravación total en 12 años. Los productores colombianos ofrecían 500.000 toneladas. No fueron aceptadas las peticiones de los cerealeros colombianos, de condicionar el ingreso de este elevado cupo a la absorción de la cosecha nacional. - Pollo Se concedió a Estados Unidos un cupo de 26.000 toneladas de los denominados cuartos traseros de pollo (pierna, pernil y rabadilla) con aumento de 5 por ciento anual. Habrá desgravación a 18 años, con cinco años de gracia. A partir del sexto se inicia la desgravación lineal, que parte de un arancel base de 146,5 por ciento. Los productores colombianos ofrecían 7.000 toneladas.- Azúcar Aunque la ambición colombiana era lograr el ingreso al mercado de Estados Unidos de unas 500.000 toneladas de este producto, apenas se logró un cupo equivalente a 50.000 toneladas anuales, con crecimiento de 1 por ciento. Todavía no se conoce con exactitud si existirá para este producto un período de desgravación, por la excesiva sensibilidad que tiene para Estados Unidos.- Arroz Mientras los productores colombianos consideraban que el cupo máximo que se podía otorgar era de 30.000 toneladas de un contingente cerrado, es decir que siempre se mantendría en el tiempo con un crecimiento anual pero sin desgravación arancelaria, lo negociado habría ido más allá. En principio se sabe que se concedió a Estados Unidos el ingreso de 89.000 toneladas.

Siga bajando para encontrar más contenido