Leyes universales

La verdad es que en el mundo espiritual no existe la impunidad. La persona inteligente lo sabe y, por eso, nunca negocia sus principios y actúa con amor y transparencia.

POR:
septiembre 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-09-30

En todo instante y en todo lugar, todos empleamos una misma energía y debemos seguir unas leyes universales. Todos podemos trabajar con un poder infinito y nos guiamos exactamente por ellas. Una de estas es de atracción y otra, menos conocida, es la de correspondencia.

Todo lo que llega a tu vida lo estás atrayendo; atraes a tu vida aquello en lo que más piensas, pero sólo atraes lo que te mereces, según lo que has sembrado en esta vida y antes de llegar al planeta.

Recibes siempre lo que te corresponde, sea positivo o negativo, 'bueno' o 'malo'. Hay una atracción inconsciente: dejas que tus pensamientos fluyan libremente.

Hay una atracción consciente: manejas tus pensamientos y los enfocas en algo para atraerlo a tu vida. Martin Luther King lo sabía y dijo: "da tu primer paso con fe, no es necesario que veas la escalera completa, sólo da tu primer paso con fe". El secreto es pensar en lo mejor, visualizarlo, atraerlo con fe y dar gracias por adelantado.

Cada pensamiento feliz o alegre llama a tu vida lo positivo: si piensas en bienestar atraes más bienestar. Un pensamiento de preocupación atrae más sombra a tu vida: si piensas en deudas, más deudas atraerás.

Tu misión es cultivar buenas emociones: ternura, afecto, perdón, entrega, generosidad, compasión, servicio, paz. Acepta que tú eres el fabricante de tu propia realidad con base en lo que piensas y lo que sientes.Todo el tiempo estás creando tu vida y tienes la energía para cambiar una realidad oscura por una realidad luminosa y serena. Lo que necesitas es sembrar con amor para poder merecerlo. Sigue estos pasos.

1. Define con exactitud lo que quieres atraer.

2. Haz una imagen mental y visualiza cada día tu sueño.

3. Elige una hora calmada del día, relájate, y dedica 10 ó 20 minutos a visualizar con fe tu meta y dar gracias por lograrla. Debes practicar sin cesar y estar en sintonía con Dios para no atraer sólo lo material.

La ley de atracción y de correspondencia están en armonía con otras leyes universales como la de compensación. En efecto, cada ser recoge el fruto de lo que ha sembrado y, como dicen, la vida nunca se queda con nada.

Cada acción genera una reacción y, en su momento justo, las acciones regresan a nosotros como retorna un búmerang. En este sentido, la justicia universal siempre se da, aunque algunos crean que a los 'malos' les va bien.

Es sólo por un tiempo y su bienestar o sus triunfos son aparentes. No hay que alegrarse de la muerte de nadie, pero siempre los que están en la oscuridad se pierden la vida y algún día se pudren en una prisión o mueren en su ley. La verdad es que en el mundo espiritual no existe la impunidad. La persona inteligente lo sabe y, por eso, nunca negocia sus principios y actúa con amor y con transparencia.

Eres sabio si conoces las leyes y no las violas. Eres sabio si cada día tienes una mayor conciencia y mides las consecuencias de tus acciones.

Siga bajando para encontrar más contenido