Liderados por Santander, los bancos europeos venden casas en Internet

Liderados por Santander, los bancos europeos venden casas en Internet

POR:
abril 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-04-30

En medio de la peor crisis inmobiliaria que España ha vivido en décadas, aquellos que andan buscando casa pronto dispondrán de un lugar insólito donde comprar una vivienda con un descuento importante.

Grupo Santander SA, uno de los mayores bancos de Europa, se alista a lanzar un sitio de Internet en el que le ofrecerá al público hasta 950 viviendas nuevas con un descuento de 20% sobre su precio de mercado. El banco ya ha vendido 350 casas a sus empleados bajo estos términos.

La oferta de Santander no es del todo voluntaria. El banco español recibió unas 1.300 viviendas el año pasado, cuando firmas constructoras a las que había prestado dinero no pudieron pagar sus deudas y el banco accedió a canjearlas por las propiedades. A fines de 2008, Santander, incluyendo Banesto, su banco minorista español, tenía propiedades valoradas en unos 3.800 millones de euros (US$5.000 millones), la mayoría provenientes de esta clase de canjes.

"El objetivo era adelantarse a la situación y evitar que algunos de esos préstamos se convirtieran en incobrables, evitar extensos procesos de bancarrota que involucrarían a muchos acreedores y ayudar a los clientes a mantenerse solventes", explica una portavoz de Santander.

El escenario en el banco español se está reproduciendo en toda Europa. Dado el aumento de las cesaciones de pagos en hipotecas, muchos bancos europeos están implementando planes de reestructuración de sus préstamos.

Pero a medida que la economía empeora, la presión sobre los propietarios de vivienda que asumieron préstamos contra el capital de sus casas va en aumento. Antes de que termine la recesión, los bancos probablemente acaben con más propiedades en sus balances y podrían convertirse en grandes vendedores de bienes raíces.

Standard & Poor's, la agencia de calificación de riesgo, dice que las tasas de mora en valores respaldados por hipotecas en Europa han subido drásticamente desde el año pasado. En su último informe mensual al respecto, S&P dijo que las moras sobre préstamos denominados en libras esterlinas aumentó a 3,84% en marzo, respecto a un 2,8% en febrero.

Las moras en préstamos denominados en euros aumentaron de 0,85% a 3,18%. S&P monitorea 1.100 préstamos que funcionan como colateral para activos europeos respaldados por hipotecas. De esos, 20 estaban en mora a fines de marzo, comparado con 15 en febrero.

"Creemos que la tasa de impago se mantendrá este año y que el patrón que hemos visto se repetirá de mes a mes", dice Judith O'Driscoll, una analista de S&P en Londres.

Un ejemplo de alto perfil de esta tendencia es la renuncia el año pasado por parte del grupo de bienes raíces español Metrovacesa SA al edificio de oficinas que alberga la sede de HSBC Holdings PLC en el Canary Wharf de Londres. Metrovacesa le compró el edificio al banco británico en 2007 por 1.090 millones de libras esterlinas (US$1.600 millones), mientras que HSBC contribuyó con un préstamo de 810 millones de libras esterlinas para asegurar la transacción. Pero al no poder refinanciar esa deuda, Metrovacesa "revendió" el edificio a HSBC por 838 millones de libras esterlinas.

Ahora, HSBC está tanteando el mercado para ver cuánto podría obtener por el edificio y otros atractivos activos en París y Nueva York.

La familia Sanahuja se vio forzada a renunciar al control de Metrovacesa, entregando la mayoría de sus activos a un grupo de bancos en un acuerdo para redimir deuda. Sandander y Banesto eran parte del consorcio bancario que ahora posee importantes participaciones en Metrovacesa.

Sin duda, muchos bancos siguen reacios a vender pese a la mayor presión por el incremento de préstamos en mora. Algunos inversionistas de capital privado que han recaudado fondos para comprar propiedades en problemas se quejan de que no pueden cerrar acuerdos.

"Todo el mundo está hablando sobre la gran tómbola, pero un escenario probable es que no haya nunca ninguna porque los bancos están reteniendo los activos con la esperanza de que no tengan que vender antes de que haya una recuperación", dice Eric Sasson, director gerente de Carlyle Group.

Pero cuanto más dure la recesión, mayor será la presión sobre los bancos para que vendan. "Tal vez no podrán retener la propiedad debido a su necesidad de capital", anticipa Mike Birch, fundador de REAM Capital Partners, una gestora de bienes inmobiliarios.

Siga bajando para encontrar más contenido