Lío con tarjetas no se ha resuelto: Fenalco

La reforma tributaria, el futuro del comercio y las perspectivas de la economía colombiana, son algunos de los temas que ha abordado el Congreso Nacional de Comerciantes, que reúne a 1.200 asistentes en el Salón Jumbo del Country Club de Barranquilla.

POR:
septiembre 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-09-29

Una de las noticias que más aplaudieron los empresarios fue el anuncio presidencial de que el Gobierno retoma la mediación con la banca para dar una solución definitiva a las altas comisiones que cobra por el uso de las tarjetas crédito y débito. El primer mandatario encargó del tema al ministro consejero Oscar Iván Zuluaga para que reinicie los contactos que permitan a las partes lograr un acuerdo satisfactorio, al tiempo que reconoció que “a uno le da tristeza cuando los sectores de la institucionalidad no se ponen de acuerdo”. Para Uribe la meta es que en un año se llegue a un acuerdo, al tiempo que no descartó que al final del proceso se logre “la distribución equitativa de la inconformidad”. Al respecto, el presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, fue enfático en que la situación de las tarjetas sigue latente para el comercio. En ese sentido, planteó la necesidad de que se haga una reforma a la regulación financiera para que la ejerza un ente independiente, y no del Ministerio de Hacienda, como ocurre ahora. “No estamos sugiriendo que la regulación que ejerce el Ministerio de Hacienda al sector financiero sea una regulación de bolsillo, pero para evitar suspicacias, pensamos que sería muy conveniente entregarle esta tarea a un ente independiente”, dijo Botero a los asistentes en el acto de apertura del evento. Al decir que la cartera de Hacienda se pone muchos sombreros, explicó que actúa como organismo regulador del sistema financiero, es dueño de bancos y sirve de ente regulador del mismo. “Es lo más parecido a ser arte y parte y, ello, en nuestra opinión, no es una buena señal para los agentes económicos”. El presidente de Fenalco también planteó en el marco del Congreso, los elementos que debe contemplar el Plan Nacional de Desarrollo que debe presentar el Ejecutivo al Congreso, para los cuatro años de gobierno. En primer lugar, dijo Guillermo Botero, se debe incluir un plan que tenga en cuenta a Colombia en el posconflicto y, en segundo punto, es importante considerar que la inversión como porcentaje del PIB que hoy es del 25 por ciento pueda crecer al 28 por ciento para sostener el crecimiento económico. Otros criterios, explicó el dirigente gremial, son los de la agenda interna, las Metas del Milenio y el fortalecimiento de la infraestructura, tras agregar que el caos en el Puerto de Buenaventura “es patético” El séptimo punto a tener en cuenta es la reducción del desempleo, que ha bajado en cuatros años, pero que ahora debe verse desde el punto de vista de las competencias laborales. Por último, resaltó la necesidad de enfatizar en las políticas de justicia con estrategias como la de superar el hacinamiento carcelario, el impulso al sistema de la oralidad y evacuar la congestión de procesos judiciales. En el tema fiscal, el presidente de Fenalco subrayó la necesidad de que se aborde la necesidad de hacer más eficiente el uso de los ingresos tributarios para superar el debate en torno del déficit fiscal. Por último, en los comentarios sobre la reforma tributaria, Botero defendió las cajas de compensación y reclamó que estas entidades se están desnaturalizando y que se está induciendo a que estas destinen los recursos a propósitos distintos a los de su origen. “Hoy se las está llevando a perder paulatinamente sus derroteros y se están convirtiendo en arbolito de navidad para colgarle cuanta iniciativa de política social se le ocurra al funcionario de turno”, enfatizó. Desde la perspectiva de Botero, las cajas están pasando a ser entidades para desarrollar programas meramente asistencialistas en desmedro del componente de la seguridad social, lo que significa que los beneficios no llegan al núcleo familiar de los trabajadores que laboran con las empresas que hacen cumplidamente los aportes parafiscales. Recordó que la Corte Constitucional es clara en que los recursos que administran estas entidades son parafiscales y que por su origen sólo pueden ser utilizados para que se beneficien sus directos destinatarios. La tendencia a que los recursos vayan a poblaciones especiales las podría convertir en una suma de programas sin articulación y hasta podrá caerse en prácticas clientelistas a la hora de seleccionar a los beneficiados, advirtió el presidente de Fenalco. Criticó el proyecto de acto legislativo de Transferencias que el Gobierno presentó al Congreso que propone duplicar los recursos que las cajas trasladan al Fosyga, por cuenta de su contribución al régimen subsidiado de salud. Es necesario una reforma a la regulación financiera para que la ejerza un ente independiente”.

Siga bajando para encontrar más contenido