Los mitos y verdades sobre la industria de los seguros

Aspectos como que el valor que se tiene que pagar por el mismo, plazos que con los que se cuentan tras un siniestro o que todos valen para lo mismo.

Seguros Mundial

¿Los seguros son costosos y las aseguradoras se enriquecen a costa de esto.?

iStock

POR:
Portafolio
febrero 15 de 2020 - 09:44 a.m.
2020-02-15

El mundo de los seguros genera muchas dudas alrededor de estos, ya sea por el tipo de cobertura, el precio, lo que se desea asegurar, o porque desconfían de las aseguradoras aun sin saber cómo funcionan, lo que se ha convertido en un pretexto para no adquirir la protección necesaria frente a un posible siniestro.

Es importante que las aseguradoras sean trasparentes y claras con sus clientes a la hora de vender un seguro, y lo más importante, que verdaderamente paguen por los siniestros. Por lo anterior, de acuerdo con Liberty hay varios mitos y realidades comunes alrededor de estos:

Mito 1. Los seguros son costosos y las aseguradoras se enriquecen a costa de esto.

Muchas personas lo creen, sin embargo, esto está muy alejado de la realidad. La verdad es que la siniestralidad que existe en pólizas de seguros de automóviles y de gastos médicos mayores (dos de los productos más vendidos) es muy alta. De igual forma se debe recordar que el costo del seguro es una relación entre la prima y la cobertura que nos brinda. Se debe tener en cuenta la relación que existe entre costo- beneficio, y no la prima de manera independiente fijándose únicamente en el precio. Contratar seguros “económicos” puede ser un arma de doble filo, pues deja al asegurado vulnerable.

Mito 2. Las aseguradoras dan 30 días de gracia para pagar la prima.

Actualmente el plazo para pagar la prima se acuerda mediante contrato, estableciendo entre 3 y 30 días a partir del inicio de vigencia de este. Sin embargo, este plazo aplica cuando se paga la prima de forma anual, cuando es diferido se toma en cuenta el cobro de la primera cuota.

Es importante conocer que en caso de que no se pague a tiempo, la cobertura deja de ser válida de manera automática. Es decir, se pierde toda la protección de nuestra póliza.

Mito 3. ¿El color del auto afecta al precio del seguro?

Todo depende del manejo que le dé cada aseguradora. Si bien en algunas aseguradoras el color puede determinar el precio del seguro, en otras como Liberty no afecta el valor de la prima. Para esta empresa, las características que hacen que el valor vaya variando según el automóvil son el tipo y valor del vehículo, el motor y el año.

Mito 4. Todos los seguros son más o menos iguales.

No es correcto. Cada seguro es diferente y cumple con una función específica. Es importante explicar cada detalle de lo que se quiere asegurar para que el asesor correspondiente sepa direccionar a un seguro que cumpla con los requerimientos.

Mito 5. Tener un seguro “es un gasto innecesario”.

¿Alguna vez ha llegado a pensar qué pasaría si desafortunadamente se enferma, o es víctima de la delincuencia o de un desastre natural y no tiene una forma de reponer esa pérdida? Un seguro nunca será un gasto innecesario, sino una inversión y una forma de proteger sus bienes y a los que más se valora.

Es por esto que las distintas aseguradoras tienen la labor de aconsejar que antes de contratar un seguro, se esté totalmente seguro de lo que se quiere proteger con la póliza, y así definir los riesgos que cubre y cuáles no; de esta manera podrá aclarar sus dudas.

Es importante no dejarse llevar por los mitos existentes, pues únicamente generan desconfianza e inseguridad de un servicio que puede apoyarlo en los momentos más difíciles.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido