Manos a la obra en infraestructura

Un total de 1.391 citas de negocios para conocer de primera mano en qué consisten 97 proyectos de infraestructura, reflejan la magnitud de los planes que en ese sentido se están estructurando en Colombia y que fueron expuestos en el marco de Expodesarrollo, la primera feria de ese tipo en el país, que se realizó a la par con la asamblea general del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en Medellín.

POR:
abril 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-04-30

Fue la mejor oportunidad para darle un impulso a obras de ingeniería puntuales, como los sistemas integrados de transporte masivo, que demandan una inversión de 2.600 millones de dólares para mejorar la oferta y la operación del transporte público en diferentes capitales de departamento. Lo propio pasa con los sistemas estratégicos de transporte (2.000 millones de dólares), con los que se reorganizará ese servicio público en ciudades intermedias. En materia de carreteras, se destaca la concesión vial Ruta de la Montaña, con un costo estimado de 2.500 millones de dólares y que refuerza el sistema de carreteras en el departamento de Antioquia, con un total de 1.251 kilómetros de vías. La concesión Ruta del Sol también figura en la lista, siendo el proyecto más ambicioso del Gobierno Nacional (2.500 millones de dólares), el cual agilizará al tránsito entre el centro del país y la Costa Atlántica. Otro de los planes es el programa de Corredores Arteriales Complementarios de Competitividad (2,7 billones de pesos), que actualmente está en proceso licitatorio y cuya finalidad es adjudicar los contratos para el mejoramiento de 1.509 kilómetros de carreteras en todo el país. En transporte se destaca, de igual manera, la concesión del Sistema Ferroviario Central, que tendrá una inversión de 437 millones de dólares. Cabe mencionar que estas iniciativas ya están en etapa de maduración y se suman a los recursos que el sector público y el privado destinarían a infraestructura durante este año, los cuales se han calculado en 55 billones de pesos. Ese panorama indica, además, que son planes inaplazables por parte del Ejecutivo y están en proceso para ser adjudicados, como ya se hizo en materia energética con la Hidroeléctrica Porce IV, una Central con capacidad instalada de 400 megavatios y una inversión presupuestada de 811 millones de dólares. En el 2015 tendrá que estar en operación por parte de Empresas Públicas de Medellín. También está en la agenda el Proyecto Hidroeléctrico Pescadero-Ituango, cuya capacidad será de 1.200 megavatios, disponibles a partir de diciembre del 2018, y en Santander avanzan las obras contratadas por Isagén para que desde diciembre del 2014 esté funcionando Hidrosogamoso, que tendrá una capacidad de generación de 800 megavatios. Los resultados puntuales del encuentro de Medellín tomarán un tiempo en concretarse, pero el balance palpable al cierre de la feria deja un buen presagio, dado que al menos unas 9.000 personas tuvieron la oportunidad de conocer la oferta de las regiones y la Nación, y sin tantos rodeos, tuvieron acceso a la información fundamental para decidir si participan o no. “Los proyectos que se presentaron fueron concretos, no se divagó y se llevaba al inversionista justo donde estaba su interés. Los proyectos estaban a la mano de los inversionistas, lo que demostraba seguridad, claridad, visión, y futuro”, dijeron analistas de la firma Interbolsa que estuvieron en Expodesarrollo. El balance muestra que a pesar de la crisis internacional de la economía, el portafolio de proyectos de inversión en infraestructura que se presentó en Medellín fue amplio y puso a Colombia en el radar de los empresarios de América, Europa y Asia. Pero más allá de las cifras, el verdadero impacto de esa estrategia se sentirá en otros rubros de la economía, como el laboral, pues se prevé que los proyectos generarán 830.000 puestos de trabajo. 9.000 personas tuvieron la oportunidad de conocer la oferta de proyectos de las regiones y la Nación. 2.500millones de dólares es el costo estimado de la concesión vial Ruta de la Montaña. Movidas en puertos no se detienenCormagdalena amplió dos concesiones en Barranquilla por 20 años, con una contraprestación de 7.233 millones de pesos, siendo la movida más reciente en materia portuaria en el país. La primera corresponde a la Sociedad Portuaria Regional de Barranquilla S.A., en un área de uso público ubicada a noreste del Distrito Especial Industrial y Portuario de la capital del Atlántico, en la ribera occidental del río Magdalena. Se habilitará la zona de uso público para la construcción de un muelle que permita atracar embarcaciones tanto marítimas como fluviales. La otra concesión fue para Cementos Argos S.A., que aunque será de servicio privado para sus plantas productoras, permitirá el movimiento de un millón de toneladas en el primer año hasta llegar a 2,8 millones de toneladas anuales cuando se alcance el año 20 de la concesión, lo que da fe de las proyecciones de expansión de la empresa. Oportunidades a la vista en las zonas francas Las buenas noticias también provienen de otros frentes. Hace unos días el ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, dijo que se agilizará la aprobación de zonas francas, dado que estas son vistas como un instrumento de reactivación de la industria. El Ejecutivo ya comenzó a sumar para que al final de este año cumpla su meta de 25 zonas francas avaladas. Al visto bueno que le dieron a una zona franca del parque industrial Cencauca, en el área de influencia de los municipios beneficiarios de la Ley Páez, se sumó otro aval a la zona franca uniempresarial, identificada como Paspenta y vinculada al sector textil-confección, en Cota (Cundinamarca). Adicionalmente, en una medida temporal, el Gobierno redujo los requisitos de inversión para las zonas francas uniempresariales de los departamentos de Cauca, Nariño, Huila, Caquetá y Putumayo. De esa manera, la inversión mínima pasó de 38 millones de dólares a un millón de dólares para esa clase de zonas y la vinculación laboral deberá ser para unas 50 personas. Los interesados tendrán plazo de presentar los proyectos hasta el 30 de abril del 2010. El mecanismo también busca generar más y mejores plazas de trabajo. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido