Matan a crítico del Kremlin cuando era trasladado a una comisaría en Rusia

Según un testigo, el periodista y dueño de un famoso sitio disidente de Internet falleció de un balazo propinado por un policía, en una volátil provincia del sur del país, fronteriza con Chechenia.

POR:
agosto 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-08-31

Magomed Yevloyev, el creador de una página web crítica con la política del Kremlin en el Cáucaso, murió este domingo en Narzan, capital de la región rusa de Ingushia, tras recibir un disparo en la cabeza cuando era trasladado a comisaría, de acuerdo con uno de sus compañeros.

La agencia rusa 'Interfax' informó, con base en informaciones del Ministerio del Interior, que durante su traslado a las dependencias policiales, Yevloyev trató de arrebatar el arma a uno de los agentes, momento en el que se produjo el disparo.

Yevloyev era el fundador de www.ingushetiya.ru y un conocido oponente de Murat Ziazikov, el aliado del Kremlin que preside esta región caucásica fronteriza con Chechenia.

"Hay verificaciones en curso sobre la muerte de Yevloyev tras las que se decidirá si se abre una investigación", indicó Vladimir Makin, portavoz de la Fiscalía rusa.

Makin dijo que se había producido un "incidente" en una patrulla de la Policía y que Yevloyev "fue herido en la cabeza con un arma de fuego y murió en el hospital". 

La página en Internet de Yevloyev informó que "fue arrestado en Ingushia y asesinado".

El periodista fue detenido este domingo en el aeropuerto de Narzan, principal ciudad de la región, cuando bajaba de un avión en el que también viajaba el presidente Ziazikov, explicó a la emisora de radio 'Eco de Moscú' un opositor ingush, Magomad Jazbiev.

Este opositor explicó que Yevloyev fue detenido por personas que formaban parte del cortejo del ministro de Interior regional.

"Fue un asesinato y debe ser resuelto", reaccionó Alexander Cherkasov, miembro de Memorial, una organización rusa de defensa de los derechos humanos.

"Fue una figura significativa. No existen otras fuentes de información más allá de su portal, ni otra oposición en Ingushia", agregó.

La activista de la oposición rusa, Ilia Yashin, acusó al presidente Ziazikov de "estar detrás del asesinato", en otra entrevista en 'Eco de Moscú'.

"Me llamaron por teléfono desde Ingushia y entre sollozos me dijeron que han matado a Yevloyev. Es monstruoso", declaró Liudmila Alexeyeva, presidenta de la organización de defensa de los derechos humanos Grupo Helsinki, de Moscú.

Según la activista, "Yevloyev desempeñó un papel muy importante en la oposición y se trata de una pérdida enorme".

Por su parte, Reporteros Sin Fronteras (RSF), la organización con sede en París que vela por la libertad de expresión, expresó su indignación en un comunicado.

"Estamos profundamente escandalizados por la muerte" de "un periodista que en multitud de ocasiones demostró su valentía y determinación a la hora de suministrar información independiente", pese a "las presiones y las amenazas de que fueron objeto él y su familia", manifestó RSF.

"Su muerte no debe quedar impune", agregó, instando "a la comunidad internacional, y sobre todo a la Unión Europea", a que exijan "saber qué ocurrió realmente y quién es el responsable de la muerte del periodista".

Ingushetiya.ru, una página muy popular y ferozmente crítica con Ziazikov, había sido objeto repetido de amenazas y de persecución judicial.

La redactora en jefe del sitio, Rosa Malsagova, dijo el 12 de agosto que se disponía a pedir "asilo político en Francia".

La justicia rusa ordenó en junio su cierre argumentando que difundía información "extremista", pero la página reapareció bajo un nombre diferente.

El año pasado, Moscú bloqueó el acceso al sitio después de que hizo un llamado a manifestarse contra el gobierno local, al que la oposición acusa de corrupción.

La muerte de Yevloyev probablemente avive las tensiones en Ingushia, que sufre crecientes problemas de seguridad.

Aunque se acabaron los combates con los separatistas de Chechenia, ésta y otras regiones vecinas son escenario frecuente de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y las guerrillas locales.

La república Ingush, con cerca de 4.000 kilómetros cuadrados de superficie y casi medio millón de habitantes, es una de las 83 entidades que integran la Federación Rusia.

Los críticos del Gobierno atribuyen los ataques a la furia causada por secuestros, golpizas, arrestos ilegales y asesinatos de sospechosos por fuerzas del Gobierno y sus aliados paramilitares locales.

Muchos en Ingushia están extremamente descontentos con Zyazikov, un ex agente de la KGB y aliado del primer ministro ruso Vladimir Putin.

MOSCÚ (AFP-AP-Efe)

Siga bajando para encontrar más contenido