El mejor docente del país: Beethoven Herrera Valencia

Los más destacados economistas del país han recibido clases u orientación de Beethoven Herrera, profesor emérito de la facultad de Ciencias Económicas de la U. Nacional.

POR:
noviembre 25 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-11-25

Beethoven Herrera Valencia, profesor emérito de la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional, ha sumado en 38 años la experiencia necesaria como docente para liderar con éxito cátedras entre estudiantes con diferentes perfiles.

Desde quienes van camino a convertirse en profesionales hasta personalidades influyentes en Colombia (como el General Rosso José Serrano, el periodista Jaime Garzón (q.e.p.d.) y el analista Alfredo Rangel, entre otros), han recibido clase de este economista de la Universidad Nacional, licenciado en filosofía de la Universidad Javeriana y con especialización en historia de esta última institución.

Herrera también realizó un magíster en economía y política internacional, en el Centro de Investigación y Docencia (Cide), de México, y es doctor en economía internacional, del Instituto de Estudios Políticos de París.

La pedagogía es su pasión desde muy joven. "Mi visión ha sido asegurarme de que los estudiantes, cuando pasen por las aulas, crezcan en sus competencias. Me encargo de que cada uno piense, no de lo que piensan, porque este último aspecto es una decisión propia", afirma.

Son varias las instituciones que contaron con su colaboración como docente, entre otras, las universidades Externado de Colombia, Jorge Tadeo Lozano y la Gran Colombia, además de la Nacional, donde desarrolla los cursos de pensamiento económico, fundamentos de economía, sistema monetario y crisis financiera internacional.

"En mi metodología, y la aplico desde el doctorado hasta en los cursos de pregrado, el estudiante se disciplina a hacer un seguimiento permanente del contenido de clase, así como del acontecer mundial y nacional. Además, debe estar visitando páginas de Internet e ir a foros y simposios. Todo esto para asegurar que está creciendo en su formación profesional".

Desde el punto de vista pedagógico -dice-, su esfuerzo se concentra en fomentar que los alumnos estudien periódicamente, interactúen entre ellos y entiendan que la clase, si bien es importante, no es el centro del trabajo. "Es más valioso sustentar y defender lo que han hecho que apostarle a un parcial o a un quiz en frío", agrega.  

Siga bajando para encontrar más contenido