Mercados emergentes habrían sentido salida de capitales en agosto

El IIF estima que los flujos fueron de US$13.800 millones –la mayoría de Asia y América Latina–, el dato más alto desde noviembre de 2016.

Mercados

Según el Instituto de Finanzas Internacionales, de 21 días hábiles en agosto, hubo flujos negativos en 18 de ellos

Reuters

POR:
Portafolio
septiembre 03 de 2019 - 09:54 p.m.
2019-09-03

En medio del nerviosismo de los inversionistas, como consecuencia del escalamiento de la disputa comercial entre Estados Unidos y China y de la debilidad del crecimiento económico mundial, los mercados emergentes vivieron una salida de capitales en agosto.

Estimaciones del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por sus siglas en inglés), señalan que, en conjunto, el flujo negativo de recursos habría ascendido a 13.800 millones de dólares, solamente en ese mes.

(¿Aún tiene sentido invertir en los mercados emergentes?).

Es más, el IIF dice que “nuestro rastreador de flujos diarios muestra que en agosto hubo 18 días (de 21) con flujos negativos”.

Según el informe, las salidas correspondieron a recursos que estaban invertidos en acciones. Eso explica que buena parte de los indicadores bursátiles en los emergentes hayan tenido desvalorizaciones en el lapso analizado.

Al ver el comportamiento por regiones, las salidas se vieron en todas partes, pero especialmente en Asia emergente (-7.600 millones de dólares) y América Latina (-3.900 millones de dólares).

(Los riesgos para los mercados emergentes en el 2019). 


Como se recuerda, en esta parte del mundo hay alta tensión proveniente de varios frentes: Argentina, con una fuerte descolgada de sus activos ante la posibilidad de un retorno al poder del populismo; al tiempo que genera preocupación la debilidad de las economías de Brasil y México, las más grandes de la región.

Por lo pronto, el IIF no espera un repunte significativo en los flujos de inversión a los países emergentes en línea con la coyuntura.

Sin embargo, sus estimaciones para el cierre del 2019 señalan que, en la mayoría de los mercados, los flujos netos de inversión serán positivos, aunque en muchos casos inferiores a los del año anterior.

En América Latina, casi todos los países analizados caben en este grupo. Por ejemplo, para Argentina estima un flujo positivo de 18.600 millones de dólares, la mitad que en 2018.

Para Brasil, espera un flujo de 34.900 millones de dólares, hacia Chile la expectativa es de 9.800 millones de dólares, a Colombia calcula 13.600 millones de dólares y para México prevé 23.100 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido