Finanzas

Mibanco, rostro peruano financiero en Colombia

La entidad es una de los grandes jugadoras en el segmento de las microfinanzas en el mundo y dispondrá de novedosos productos.

Gregorio Mejía

Gregorio Mejía, presidente de Mibanco, anunció que aumentará el negocio de microfinanzas.

Cortesía

POR:
Economía y Negocios
enero 26 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-26

Las metas que Mibanco, la nueva entidad bancaria en Colombia, son ambiciosas. Tras la compra del Bancompartir, la casa bancaria peruana, que en ese país tiene más de 1,2 millones de clientes y una cartera de US$3.000 millones, busca doblar su participación del mercado en el país en tres años y traer a Colombia productos destinados a los microempresarios y personas naturales.

(Lea: ‘La banca es parte de la reactivación económica’)

Gregorio Mejia, presidente de Mibanco Colombia dice que la llegada de la institución al país se dio tras la fusión entre Bancompartir y Encumbra y la marca peruana ya se está comenzando a posicionar, aunque eso hace parte de una estrategia en varios campos.
Dijo que Mibanco Perú es “la más importante institución de microcréditos de Latinoamérica y es la segunda a nivel mundial”.

(Lea: 'La tasa de cambio se constituye hoy en la primera línea de defensa')

“Tenemos US$3.000 millones en microcréditos y 1,2 millones de clientes”, asegura. El ejecutivo señala que el grupo Credicorp se está internacionalizando y su modelo es exportable y se puede desarrollar “en países afines como Colombia que tiene niveles parecidos en materia de informalidad”.

Reafirma lo dicho en que “las condiciones socioeconómicas tienen similitudes y aunque en Colombia se ha venido desarrollando, apenas 2,8% de la cartera es microcrédito y hay mucho espacio para crecer”.

En Perú Mibanco desarrolla un modelo hibrido de atención a los microempresarios con un alto nivel de digitalización, pero también con asesoría y acompañamiento personal.

Mejía dijo que en Colombia se espera cubrir más clientes y llegar a zonas que están desatendidas y de los 596.000 clientes, de los cuales 125.000 tienen créditos y los demás cuentas de ahorro y microseguros, llegar a 700.000.

Este año Mibanco busca crecer en 55.000 el número de clientes. Mejía reafirma que la oferta nuestra es “copar espacios que han estado a la deriva y quitarle participación al llamado crédito gota a gota que hoy se suple con ofertas no sacrosantas, por fuera de la legalidad” y que los colombianos puedan estar en un mercado formal y con productos nuevos.

Anunció que muy pronto se lanzará “el CDT digital y acceso de crédito a capital de trabajo con una aplicación que muy pronto se presentará”.

Para el presidente de Mibanco, al entrar a zonas donde no hay cobertura de microfinanzas será necesaria una estrategia que combine el aumento de oficinas, corresponsales bancarios y alianzas.

“Tenemos un plan estratégico. En tres años queremos tener el 17% del mercado. Hoy tenemos el 9% y para lograrlo debemos tener más infraestructura”.

Por eso, dijo, se comenzó con un proceso de fortalecimiento patrimonial “con la inyección de $75.000 millones de cara a reafirmar la infraestructura prudente para aumentar el índice de solvencia y propender por hacer provisiones voluntarias para fortalecer la cartera”.

El presidente de Mibanco reconoció que “el 2020 exigió la prudencia aunque se afectó el negocio de los clientes y el nuestro”. “El 2020 cerramos con una cartera de $882.000 millones y el año pasado colocamos $476.000 millones”, agrega.

Gregorio Mejía anunció en el balance general del 2020 que “vamos a reflejar pérdidas por el aumento de las provisiones que sumaron $75.000 millones y que buscan proteger lo que les pueda pasar a los clientes”.

Sobre las tasas de interés que manejan las entidades microfinancieras dijo que el sector es maduro “y estamos lejos de los máximos permitidos por las autoridades. Eso se traduce en que la tasa promedio de desembolsos de 37,5% efectivo anual, aunque los montos pequeños tienen una mayor necesidad de acotar el riesgo por lo que tienen una mayor tasa”.

Anunció que se está planeando la emisión de bonos, operación que se realizará en el primer trimestre del año.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido