Desde este miércoles en Londres se reúne el G-20 en busca de plan conjunto para superar la crisis económica

Sin embargo, las diferencias de posiciones entre los grupos asistentes hacen pensar que alcanzar el acuerdo será difícil y penoso.

POR:
marzo 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-03-31

El panorama para la reunión que se llevará a cabo en el ExCel Center a orillas del Tamésis no podría ser más desalentador: organismos multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) han pronosticado una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) mundial para este año, además de una caída en el comercio internacional y un aumento desmesurado de las tasas de desempleo.

Con este oscuro escenario se reunirán en la capital inglesa participarán los jefes de Estado o de Gobierno de Estados Unidos, Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, República Checa,India, Francia, Alemania, Indonesia, Italia, Japón, México, Holanda, Rusia, República de Corea, Arabia Saudí, Sudáfrica, España y Turquía.

También asistirán representantes de la Comisión Europea (CE), la Nueva Alianza para el Desarrollo de África, la Asociación de Naciones del Sureste Asiático , la Comisión de la Unión Africana, y los responsables del BM, el FMI y las Naciones Unidas.

Agenda llena

Además del diseño de una estrategia conjunta para conjurar la crisis, la agenda de la cita del G-20 está repleta de espinosos temas.

Por un lado está la necesidad de refundar la arquitectura mundial, tema clave para salir de la crisis. En este punto hay divergencias entre países que piden controles mucho más estrcitos y quienes se oponen a una regulación tan severa.

En esa misma línea se tratará el tema de los paraísos fiscales. En semanas pasadas varios países (la mayoría europeos) han accedido a flexibilizar su secreto bancario ante el temor de ser incluidos en una 'lista negra' al final de la cumbre.

Por otra parte, el director de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, pidió a los asistentes a la cita del G-20 que definan una posición que condene el proteccionismo y el cierre de los mercados.

Mientras tanto, los principales sindicatos del mundo pidieron al grupo que le den un alta importancia dentro de su agenda a la creación de empleo.

En suma, la lista de retos que recibe el G-20 es larga y será difícil de despachar en su totalidad, sin embargo, lo más importante es que se logre diseñar una posición mundial para conjurar la crisis más allá de los intereses de cada bloque o país. 

Un grupo de poderosos

En su conjunto, los países integrantes del G-20 acumulan el 90 por ciento del PIB mundial, el 80 por ciento del comercio global y dos tercios de la población mundial.

Desde su nacimiento el G- 20 ha celebrado diez cumbres anuales (Berlín, Montreal, Ottawa, India, México, Alemania, China, Australia, Sudáfrica y Brasil) y una extraordinaria, celebrada en 2008 en Washington, a la que acudieron invitados tres países que no forman parte del G20 (España, Holanda y la República Checa).

Siga bajando para encontrar más contenido