Millonarias deudas y cientos de demandas tiene pareja que se coló en cena presidencial en la Casa Blanca

Michaele y Tareq Salahi registran en expedientes del Estado cerca de 16 demandas, deudas de US$60.000 solo en tarjetas de crédito y pérdidas por casi dos millones de dólares mensuales en sus viñedos.

POR:
noviembre 28 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-11-28

La cadena de noticias CNN ha rastreado el historial de los dos esposos y ha llegado a contar hasta un total de 16 demandas judiciales. "Éstas van desde multas de tráfico, deudas de hasta 60.000 dólares en tarjetas de crédito y demandas de particulares, que contrataron la finca Oasis Winery, perteneciente a la familia Salahi, para celebrar su enlace matrimonial y se sintieron estafados", afirma la cadena.

Uno de los afectados, Robb Levin, aseguró a CNN que cuando firmó el contrato para celebrar su boda en los viñedos, los Salahi empezaron a pasar una serie de gastos adicionales y a amenazar a Levin de que si no pagaba cancelarían la boda.

Levin ganó un juicio contra los Salahi por lo que debían pagarle desde junio de 2008 15.000 dólares más intereses, aunque todavía no ha visto ni un céntimo.

Esta finca también fue objeto de disputas entre Tareq Salahi y su madre, Corinne, pero finalmente Los Salahi se hicieron con el control de los viñedos. En febrero, Oasis Winery declaró el Capítulo 7 de bancarrota, según la corte de bancarrotas del Distrito de Virginia, que señaló que la finca, que facturaba 1,7 millones de dólares en 2007, sólo generó 35.000 dólares el año pasado.

La pareja saludó al presidente Obama durante la cena

La pareja que se coló en la cena de Estado de la Casa Blanca saludó al presidente de EE.UU., Barack Obama, en la recepción protocolaria previa a la cena de Estado que ofreció el martes por la noche al primer ministro indio, Manmohan Singh.

Michaele y Tareq Salahi, habituales en cocteles y recepciones de la alta sociedad estadounidense, no solamente lograron burlar los controles de seguridad del servicio secreto, sino que también consiguieron saludar personalmente a Obama.

El momento del encuentro de la pareja con el mandatario estadounidense ha quedado inmortalizado en una fotografía difundida por CNN, en la que se ve a una sonriente Michaele saludando en el salón azul a Obama con su esposo Tareq aguardando su turno.    

Esta revelación se produce después de que el servicio secreto de la Casa Blanca asegurara que el mandatario estadounidense no corrió peligro, dado que la pareja se sometió al mismo control de detectores de metales que el resto de los más de 300 asistentes.    

Los Salahi lograron entrar a la Casa Blanca y se fotografiaron en la cena con el vicepresidente, Joseph Biden, el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Rahm Emanuel, y otros invitados. El escándalo salió a la luz cuando la pareja colgó las fotos en Facebook, jactándose de que habían estado en el evento.    

El director del servicio secreto, Mark Sullvian, aseguró hoy que el servicio secreto "está profundamente preocupado y avergonzado" por lo ocurrido, y admitió que "los resultados preliminares de nuestra investigación interna determinaron que los protocolos (de seguridad) establecidos no fueron seguidos en uno de los primeros puntos de control".    

Destacó que, "aunque estas personas pasaron por detectores de metal y otros escáner y controles, se les debería haber prohibido la entrada al evento. El error es nuestro", reconoció Sullivan.    

Se desconoce lo que dijo la pareja a los agentes. La ley federal establece como un delito el dar premeditadamente testimonios falsos en asuntos que conciernen la jurisdicción del Gobierno.    

Por ello, las pesquisas se están pareciendo cada vez más a una investigación criminal sobre lo ocurrido, reveló el portavoz del servicio secreto, Jim Mackin, lo que podría llevar, en última instancia, a cargos penales contra la pareja.    

El abogado de los Salahi, Paul Gardner, aseguró que la pareja había recibido previamente la autorización necesaria de los servicios secretos para estar en la cena. Dos agentes del servicio secreto visitaron hoy los viñedos de los Salahi para interrogar a la pareja.    

Este viernes también se conoció que Michaele y Tareg Salahi tienen un curioso historial de bancarrotas y demandas en los tribunales.

Se trataría de un reality

La pareja participa en el proceso de selección para el "reality show" del canal de televisión Bravo "Real Housewives of DC", un programa en el que se sigue la vida cotidiana de un grupo de mujeres amigas de la alta sociedad, emulando la popular serie "Desperate Housewives".    

"Nos dijeron que habían sido invitados a la cena de Estado. Les creímos y filmamos los preparativos para el evento", indicó Abby Greensfelder, de Half Yard Productions, la productora del programa, en un comunicado difundido por Bravo.

Siga bajando para encontrar más contenido