Moda, la clave de la venta escolar

Muchos padres de familia tienen como tarea, por estos días, cumplir con la lista de útiles escolares para sus hijos. Y aunque la consideración que más se hace es la de hacer economía, el gusto de los estudiantes también cuenta a la hora de la compra.

POR:
enero 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-01-31

Los personajes, los colores y los diseños de moda son los que determinan la elección. Para atender la demanda, las empresas del sector empiezan a prepararse con casi nueve meses de anticipación. Marcas como Norma, Scribe y D’vinni son algunas de las que participan de este mercado. En materia de cuadernos, se estima que las ventas en las grandes cadenas suman al año unos 16.400 millones de pesos, mientras que una cifra similar es la que se comercializa en otros canales como las papelerías y los centros populares de comercio. Esta es una categoría que el año pasado alcanzó a crecer 16 por ciento y este año se espera un incremento similar. Los estudios de mercado indican que las marcas Norma y Scribe comparten el 80 por ciento de la venta de cuadernos premium, que son los que comercializan los grandes canales. Ángela Zapata, gerente nacional de almacenes de cadena de Colombiana Kimberly- Colpapel, de la línea Scribe, explicó que el crecimiento de las ventas puede estar sustentado en un positivo aumento del nivel de escolaridad de la población en varias regiones como la Costa y Boyacá, aunque en Bogotá se concentra buena parte del mercado. La funcionaria explicó que de los 20 motivos más vendidos en la temporada escolar, 16 son de Scribe. Los cuadernos con autoadhesivos, imanes, olor, afiches de la modelo Ana Sofía Henao y el cuaderno de la Barbie, que tiene prendas de vestir, hacen parte de su oferta de temporada. Lo que está identificado es que “hoy el cuaderno es una expresión de la forma de vida” más allá de la función básica de escribir, asegura Ángela Zapata. Los estudios anticipados y cuidadosos en materia de diseños y tendencias de juguetes y personajes son clave para acertar en una temporada que es única. La recompra de productos de consumo masivo es cada 15 días, mientras que en productos escolares es anual. Por su parte, Carlos Arturo Salazar, vocero de cuadernos D’Class explicó que la empresa D’vinni originalmente se dedica a la impresión, pero desde hace tres años incursionó en el negocio de cuadernos escolares. En participación de mercado D’vinni es la cuarta empresa, después de Norma, Scribe y El Cid. Salazar dice que como exigencia para competir y mantenerse en el mercado, la empresa diseña y se suma a las innovaciones de los productos con repujados, colores especiales, olores y hasta escarcha. En cuadernos, cuenta con 17 colecciones, de las cuales 9 son licenciadas. Para esta compañía, los productos licenciados pueden ser un 30 por ciento más costosos para el consumidor frente a los convencionales.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido