close
close

Finanzas

Nanocrédito: el arma para acabar con el ‘gota a gota’

El nuevo gobierno tendrá que buscar implementar un sistema de financiación microempresarial. La tecnología será el eje central.

Microempresas

Archivo Portafolio.co

POR:
Juan ALFREDO PINTO
junio 27 de 2022 - 06:05 p. m.
2022-06-27

Gracias a la ‘Radiografía de las microempresas en Colombia’, estudio preparado por el Dane en desarrollo de una tarea institucional que merece reconocimiento, hemos podido obtener un corte transversal sobre la situación de los micronegocios después de la pandemia, así como evaluar el impacto de ésta sobre el tejido empresarial informal de mínimo tamaño que caracteriza nuestra economía, su evolución y perspectiva.

(Lea: ¿Es inevitable una recesión? Esto piensan algunos economistas). 

Del estudio se pueden sacar conclusiones de profundo significado:

-Colombia perdió doscientas mil microempresas durante los dos últimos años pasando de 6 millones a 5.8 millones de micronegocios.

-Más del 90% del total de micronegocios cuenta con tres empleados o menos, siendo la mayoría negocios unipersonales.

-El personal empleado cayó en un 8.7% entre 2019 y 2021; la remuneración disminuyó en un 25%, las ganancias decrecieron un 17.9%, según el reporte del Dane.

-Una porción significativa de microempresas, como grandes generadores de empleo, al no haber podido acceder a los subsidios por razones de tramitomanía, no disposición de registros e información contable y aversión al riesgo, sucumbió. Como dijo el Director del Dane Juan Daniel Oviedo, citado por la Redacción de Economía y Negocios de El Tiempo: “En esta contracción bienal puede estar parte de la brecha en la recuperación del empleo…”.

EL ‘GOTA A GOTA’

Pese a los esfuerzos institucionales, la falta de profundidad en la financiación legal al sector microempresarial ligada a la pobre educación financiera de los cuenta-propistas y autónomos, precipita un amplio grupo de estos al foso de la más indeseada fuente de recursos para operar su negocio.

Las tasas efectivas de los prestamistas del ‘gota a gota’ son hasta 15 veces la tasa de usura. Según el informe del Dane, penosamente, la utilización de variadas formas de agio en el descuento de cheques, títulos de deuda y análogos, aumentó 10,5% entre 2019 y 2021. Es muy doloroso que, por contraste, la cifra de las unidades empresariales que acudieron a las instituciones financieras reguladas cayó 19,4 puntos.

NANOCRÉDITO

El nuevo gobierno tendrá que implementar un sistema profundo de financiación microempresarial . Los esfuerzos de las microfinanzas, la banca de oportunidades y la expansión de los corresponsales bancarios son meritorios pero han resultado insuficientes frente a la magnitud del problema descrito.

La base de la transformación en este frente no es la represión. La respuesta es educativa, económica y tecnológica. Se llama Fintech, del inglés financial technology. Este elemento está modificando la manera como acumulamos, ahorramos, invertimos, transferimos y prestamos dinero. Refiere a aplicaciones en negocios, ajustes en el modelo de negocio, en los procesos de las microempresas, que se logran gracias a una combinación entre el micronegocio, la tecnología y la innovación financiera.

El nuevo sistema colombiano de nanocrédito integraría toda la oferta financiera existente y añadiría nuevas instituciones y grupos económicos para configurar la red de mayor penetración crediticia. Las operaciones a desarrollar incluyen mínima cuantía y van hasta sumas que rondan el salario mínimo.

Se vinculan a la estrategia que se propone, los bancos de desarrollo, la banca de oportunidades, la banca comercial y sus redes de corresponsales bancarios; también la banca cooperativa, las cooperativas de ahorro y crédito, los fondos de empleados y las mutuales; todas las instituciones de microcrédito, las empresas de servicios públicos y las grandes superficies, el Banco Agrario y, los grupos de Baloto, apuestas permanentes, giros y remesas. Toda la estructura estará soportada en big data, scoring a gran escala, el Fondo Nacional de Garantías, el Fondo de Garantías del Sector Cooperativo y el Fondo Agropecuario de Garantías. Todo este andamiaje iría en paralelo con procesos de formalización rápida acompañados por cámaras de comercio, gremios, cajas de compensación y el Sena.

Esta propuesta surgió de un trabajo que coordinamos en el equipo económico de Sergio Fajardo. Los empresarios participaron, también gremios representativos y organizaciones sectoriales y territoriales. Su planteamiento tiene cabida en cualquier programa político y goza de amplio respaldo ciudadano.

INFLUJO INTERNACIONAL

India es hoy gran dinamizador de la innovación tecnológica para la democratización del crédito y muchos otros servicios. Y quién lo creyera, el campo de mayor crecimiento y penetración en los micronegocios es el continente africano. Claro, el marco regulatorio es vital para la coordinación entre los proveedores de telecomunicaciones a través de los cuales pueda difundirse el ramillete de servicios.

Ese acuerdo ente la regulación, los proveedores de telefonía móvil y los proveedores de servicios minimiza los asuntos relacionados con la compatibilidad y la interoperatividad y se consolida con el sistema nacional de identificación que brinda seguridad, en nuestro caso, la nueva cédula de ciudadanía digital. En nuestro medio, superando los problemas conocidos, avanzando en la cristalización de la llegada de internet a los centros poblados, puede ser un instrumento transformador.

Veamos algunos ejemplos: M-Pesa en Kenya y Tanzania, fruto de la alianza entre Safaricom y Vodafone en 2007, tiene 28.3 millones de usuarios y en 2012 estableció el servicio de crédito que incluye aún una especie de sobregiro de menor costo.
Además de M-Pesa, el banco digital Paga es líder en Nigeria; Orange Money opera procesos en Costa de Marfil y Camerún. La aplicación Kiva ofrece nanocrédito y Wizall lo hace en Senegal.

(Además: Aviones de Colombia ayudan a evitar el desabastecimiento en Ecuador). 

Para enterrar el "gota a gota", y también para detener la captación clandestina y sin respaldo que a nombre de fintech está proliferando en Colombia bajo estructuras detestables de tipo piramidal, la estrategia que proponemos debe llegar al mundo rural como lo hace el servicio llamado M-Kopa en Kenya, entregando créditos digitales para adquirir paneles y conectores de energía solar con destino a las viviendas.

JUAN ALFREDO PINTO
Expresidente de ACOPI

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido