Nueva York enfrenta paro de transporte en ciclas y patines

La huelga de transportes públicos de Nueva York entró ayer en su segundo día obligando de nuevo a siete millones de usuarios a ingeniárselas para llegar al trabajo, mientras las negociaciones entre sindicatos y las autoridades siguen en aparente punto muerto.

POR:
diciembre 22 de 2005 - 05:00 a.m.
2005-12-22

Las escenas del martes se repitieron ayer: multitudes abrigadas hasta las orejas recorrían caminando, pedaleando o patinando sobre el puente de Brooklyn, haciendo frente a temperaturas bajo cero, mientras las principales vías circulatorias registraban trancones. El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, atravesó de nuevo el puente de Brooklyn hasta Manhattan para solidarizarse con los afectados. Bloomberg pidió el fin inmediato de la huelga esgrimiendo el daño que está causando a los negocios. La huelga “tiene que acabar y tiene que acabar ahora”, dijo el mandatario, antes de calificarla de “desgraciada e innecesaria”. El alcalde explicó que la asistencia a los museos ha caído un 80 por ciento, a los restaurantes un 40 por ciento, y sigue por niveles inferiores a los normales en las escuelas. La Casa Blanca también expresó su deseo de que “las dos partes puedan resolver sus diferencias de manera que la gente de Nueva York pueda desplazarse de acuerdo a sus necesidades”, dijo el portavoz Scott McClellan. Las leyes del estado de Nueva York impiden a los funcionarios hacer huelga. En aplicación de esas leyes, un juez de la ciudad decidió imponer desde el mismo martes un millón de dólares de multa al sindicato por cada día que dure el paro y ordenó a sus líderes que comparezcan hoy evocando la posibilidad de encarcelarlos por desacato. Roger Toussaint, presidente de la sección neoyorquina del Sindicato de Trabajadores del Transporte (TWU en inglés), que convoca el paro, dejó entrever que hay una posibilidad de que la huelga no dure toda la semana. Toussaint dijo a la cadena de televisión ABC que es posible que la huelga termine hoy. Estos asuntos pueden ser resueltos en horas si existe la voluntad. Según el diario The New York Times, una imposición de última hora de la Autoridad Metropolitana del Transporte a los sindicatos rompió las negociaciones salariales y jubilatorias y provocó la huelga. AFP -Comercio, el más afectado Ante la proximidad de la Navidad, la huelga en los sistemas de transportes públicos de Nueva York tiene a las grandes tiendas esperando a sus empleados y a los propietarios de pequeños comercios preocupados. “Esto no podría haber sucedido en peor momento, si se tienen en cuenta los niveles de consumo en vísperas de las fiestas de Navidad y de fin de año” subraya Art Hogan, analista de la casa de corretajes Jefferies.

Siga bajando para encontrar más contenido