El nuevo campo de batalla de los fabricantes de chips: los efectos especiales en la pantalla grande

El nuevo campo de batalla de los fabricantes de chips: los efectos especiales en la pantalla grande

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

En la película Harry Potter y el misterio del príncipe, el mago Dumbledore conjura un tornado de fuego que marca no sólo una hazaña para la animación sino también un hito para una clase de chips con una presencia cada vez mayor en el mundo informático.

La simulación fue creada por la unidad Industrial Light & Magic de Lucasfilm Ltd., que desarrolló un software que explotaba el poder colectivo de los chips gráficos en decenas de computadoras. Los chips son hechos por Nvidia Corp. Las productoras de efectos especiales comúnmente usan estas computadoras para concebir y pulir ideas de animación, mientras que cientos de servidores ayudan a generar imágenes finales en un proceso que puede
tardar días o semanas.

No obstante, los creadores de la más reciente película de Harry Potter buscaban un efecto que dichas computadoras no podían producir: un fuego de apariencia realista pero que pudiera ser manipulado durante toda la escena con precisión.

Eso era imposible, dice Richard Kerris, el director general de tecnología de Lucasfilm.

Los chips como los de Nvidia, unidades de procesamiento de gráficos conocidas como GPU (por sus siglas en inglés), son usados en la generación de imágenes para videojuegos. Mientras que los chips x86 de Intel Corp. y Advanced Micro Devices Inc. suelen tener un núcleo de circuitos de uno a seis microprocesadores, los GPU tienen cientos de núcleos de procesamiento más sencillos y son 50 veces más rápidos para algunos tipos de tareas, estima Kerris.

El futuro de técnicas como estas es uno de los temas más comentados en la industria. Nvidia y AMD, que ingresó al negocio de GPU a través de la compra de ATI Technologies en 2006, están promoviendo el uso de la tecnología para una clase de nuevas tareas.

El presidente ejecutivo de Nvidia, Jen- Hsun Huang, hace poco predijo que la iniciativa incrementará el tamaño del mercado para los semiconductores de computación de alto rendimiento de su empresa, de US$1.000 millones de hoy a US$5.000 millones.

Intel apuesta por otra alternativa. El gigante de Silicon Valley, que domina casi el 80% del mercado de microprocesadores, está desarrollando una variedad del chip x86 llamada Larrabee, para competir con los GPU. Se espera que los primeros modelos, que saldrían al mercado el próximo año, cuenten con 32 procesadores cada uno con una red de circuitos aceleradores basada en un concepto llamado procesamiento vector.

Los ejecutivos de Intel aseguran que Larrabee será mucho más sencillo de programar que los chips GPU. Pero Nvidia y otros ya trabajan en facilitar la creación de software para los GPU, que ya están siendo adoptados para tareas en industrias como la exploración petrolera y los servicios financieros.

La animación por computadora es un campo clave. En sus esfuerzos por crear efectos deslumbrantes, muchas productoras de efectos especiales han aprendido a programar hardware esotérico. Algunos analistas creen que los GPU terminarán migrando de las estaciones de trabajo de computadoras de escritorio a servidores que son usados para generar los productos finales.

Entre las empresas que estudian actualizar sus centros de servidores están Scanline VFX, una compañía alemana de efectos especiales que es conocida por simulaciones sofisticadas de tsunamis y otros efectos que involucran agua. Stephen Trojansky, el director general de Scanline, estima que hacer la transición a los chips de Nvidia para realizar más tareas de procesamiento le permitirá a la empresa acomodar 800 núcleos procesadores en el espacio de 16 núcleos de chips Intel. "Dejaríamos pasar una oportunidad si no nos subimos a ese tren", dice Trojansky.

Algunos ejecutivos de la industria dudan que los GPU sean la solución perfecta para Hollywood. La tecnología funciona mejor cuando se aplica el mismo conjunto de instrucciones a puntos de datos múltiples, como a la hora de matizar píxeles en una pantalla de computadora. Los GPU son menos útiles cuando se requieren múltiples conjuntos de instrucciones.

Es por eso que algunos ejecutivos esperan con ansias el Larrabee, que Intel predice podrá usarse en una variedad de aplicaciones. Uno de sus seguidores es DreamWorks Animation SKG, que hace poco se convirtió en uno de los principales usuarios de la tecnología del fabricante de chips.

Siga bajando para encontrar más contenido