MARTES, 05 DE MARZO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Finanzas

12 jul 2011 - 12:53 a. m.

Nuevo espacio para la educación

La Ciudadela Nuevo Latir está ubicada en el Distrito de Aguablanca, en el oriente de la ciudad.

Archivo Portafolio.co

El complejo educativo se construyó sobre un área de 17.111 metros cuadrados.

Archivo Portafolio.co

POR:

 

Con una inversión cercana a los 35.000 millones de pesos, ayer abrió sus puertas la Ciudadela Educativa más grande de Cali.

La ciudadela cuenta con 2.880 cupos para primaria y secundaria en dos jornadas, y 488 cupos para educación media y técnica.

Además, dispone de una edificación de un solo piso, que alberga 10 Centros de Atención Integral al Niño (Cariño) y jardines infantiles con capacidad para 300 pequeños, de 2 a 4 años.

Los estudiantes fueron esperados por 40 docentes, quienes realizaron con ellos un recorrido previo por las aulas, la cafetería, los Cariño, el teatrino, las zonas deportivas, los baños, el comedor y la biblioteca.

“Esperamos que después de haber pasado estos meses en condiciones de invitados en otras instituciones, los estudiantes se den cuenta de que tienen una ventaja enorme al poder contar con una planta física como esta y que se hagan cargo de su cuidado y disfruten de los espacios que se ofrecen”, dijo el rector de la Ciudadela Nuevo Latir, Hugo Lozano.

La biblioteca pública también abrió sus puertas ayer; esta tiene capacidad para atender a 27.000 usuarios al mes.

“Es un proyecto innovador, que cuenta con una doble función: prestar servicios a los estudiantes de la institución e instituciones aledañas, y beneficiar a la comunidad que habita el sector”, dijo Antonio Trujillo, asesor de la biblioteca.

Esta edificación tiene seis niveles, cuenta con un nivel para la primera infancia, sala de grandes formatos para exposiciones, salas de tecnologías de la información y la comunicación, nivel de niños y jóvenes, zona de atención a personas en situación de discapacidad y un nivel de literatura universal.

“Es la primera vez que no nos da pereza madrugar al colegio. Es muy grande”, gritaban algunos de los más pequeños cuando empezaron a recorrer este complejo.

Destacados

Más Portales

cerrar pauta