Nuevos sectores dan empuje a la economía Inversión pública será clave Pymes aspiran a s

El ritmo de la economía colombiana comenzó a ser impulsado por actividades productivas muy diferentes a las que sobresalieron en los últimos dos años. Atrás quedó el liderazgo de la producción industrial, los hidrocarburos y la construcción.

POR:
febrero 27 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-02-27

Ahora, cuando el país guarda la esperanza de crecer a un 2 ó 3 por ciento este año, el peso de esa responsabilidad recae sobre sectores como el energético,la explotación de oro, el desarrollo de software, las telecomunicaciones, las confecciones y los textiles; los alimentos o la cadena del turismo y hasta las Pymes. Estas actividades surgen como claves para evitar que los vientos de crisis lleven a la economía nacional a una recesión. Expertos aseguran que la confianza depositada en tales sectores llega tras el impacto que tendrá sobre actores tradicionalmente líderes del PIB, la baja demanda de productos terminados por parte de Estados Unidos y de Venezuela, principales socios comerciales de Colombia. A ello se suma la caída de los precios de las materias primas como petróleo, carbón y ferroníquel, fortalezas del país. Empresarios consultados por PORTAFOLIO coinciden en señalar que para garantizar este crecimiento, las políticas y esfuerzos económicos se deben enfocar hacia dos puntos concretos. El primero consiste en que se mantenga el nivel de inversión extranjera y privada, y el segundo, que el Gobierno dé las garantías para que el consumo interno tenga un buen ritmo. Las esperanzas también están puestas sobre la inversión en infraestructura, que consiste en un plan de 55 billones de pesos del Gobierno y el sector privado para concretar obras claves para la competitividad del país y de paso generar más empleos. Aunque el año pasado marcó un récord en la inversión extranjera, con recursos cercanos a los 9.500 millones de dólares, los cálculos apuntan a que este año la cifra debe ser menor. Sin embargo, hay anuncios de entrada al país de empresas como la brasileña Advent (tecnología); Office Depot (E.U.); Femsa Comercio (México); Taurus (España); Cines Hoyts (Chile); la central de llamadas Contax; Intradevco (Perú) y Mónica Semillas (Brasil), que dan un aliento de esperanza. En el sector de alimentos, también hay otras multinacionales de Brasil, Argentina y Estados Unidos, que solo están a la espera de ver los resultados de las primeras cosechas de Mónica Semillas, para llegar al país, según afirma Carlos Nágel, presidente de la junta directiva de Federación Nacional de Cultivadores de Cereales y Leguminosas (Fenalce). Estas empresas montarían centros de acopio y de producción en maíz, arroz y soya, confirmó el directivo. Por esa razón, el Ministerio de Agricultura prevé este año un crecimiento del sector de 2,8 por ciento, aunque inferior al del 2008, que estuvo un punto por encima de lo que se prevé para el 2009. En el campo de textiles y confecciones se espera recuperar este año parte del terreno perdido en el 2008. En este sentido, dirigentes gremiales y empresarios del sector son conscientes de que a pesar de que se puede presentar una desaceleración, la gente va a seguir demandando ropa y esto impulsará las ventas de confecciones colombianas. Eugenio Muñoz, presidente de la textilera Coltejer, sostiene que se contempla la recuperación del tercer turno que fue deshabilitado hace unos meses por la crisis. Los productores nacionales conservan el optimismo respecto a la demanda interna, en la medida en que el encarecimiento del dólar favorecerá la producción local, frente a la competencia de las importaciones. '' Nuestra aspiración es que la demanda interna crezca y por ese motivo contemplamos la posibilidad de recuperar el tercer turno, que fue deshabilitado hace unos meses por la crisis”. EUGENIO MUÑOZ, PRESIDENTE DE LA TEXTILERA COLTEJER Inversión pública será clave Pero el sector público también hará su aporte. Por ejemplo, EPM tiene un presupuesto de 975.000 millones de pesos para renovación y transformación de infraestructura, energía y programas sociales. Codensa, empresa comercializadora de energía de Bogotá y del departamento de Cundinamarca, pretende adjudicar 300 mil millones de pesos para atender las necesidades del sistema de distribución. Emgesa, una de las empresas que concentran la mayor parte de generación eléctrica en el país, tiene planeado adelantar inversiones por el orden de los 330 mil millones de pesos, con los que desarrollará varios proyectos de adecuación y transformación de la infraestructura. La Empresa de Energía de Bogotá (EEB) y la Transportadora de Gas Interior (TGI) gestionan un crédito por 500 millones de dólares para invertir en el negocio de gasoductos en Colombia y en Perú. EPM Telecomunicaciones alista el Plan de Negocios 2009-2015. En la pequeña y la mediana empresa también hay confianza en cuanto a la capacidad de darle una mano a la economía nacional. Norman Correa, presidente de Acopi, sostiene que las pequeñas empresas de alimentos, algunas metalmecánicas y otras de abastecimiento de la cadena hotelera, que estén enganchadas a la operación de grandes empresas pueden tener muy buenos dividendos. “La pyme depende del consumo interno, pero para esto se necesita que cuente con un buen músculo financiero, es decir, que encuentren facilidades de financiación y crédito”. El dirigente gremial asegura que “de nada sirve que Bancóldex ofrezca intermediación de créditos, con la banca de primer piso, por unos 5 billones de pesos para este año, si al final, esos bancos siguen mirando con desconfianza a las pymes a la hora de girarles”. Por su parte, Jorge Osorio, gerente para la región Andina de Aranda Software, una desarrolladora de programas o aplicaciones de sistemas, que distribuye sus productos a Sur y Centroamérica, dice que sus expectativas se centran en el mercado local. “En Colombia se debe generar la mayor parte de nuestros ingresos este año. Aunque el país ha crecido mucho en este sector aún no somos tan representativos frente a otras industrias. Nuestro aporte a la economía nacional, sin duda, estará en la capacidad de generar empleo”. El consultor Jorge Serrano Torres, cree que la situación actual favorece el desempeño hotelero, sector que espera más huéspedes internacionales con dólares que representarán más pesos. Carlos Giraldo, gerente de mercadeo de la empresa Ultraviajes GSA, operador de la arrendadora de autos Hertz, ratifica el optimismo. “Las expectativas para este año son buenas y estimamos un crecimiento de 15 por ciento, que puede significar un buen aporte al PIB”, dijo. 5 billones de pesos es la oferta de crédito anunciada por Bancóldex para las pequeñas y medianas empresas durante el 2009. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido