La ‘Obamanía’ se extiende por el mundo

La elección de Barack Obama como presidente de Estados Unidos, ha despertado un interés y un entusiasmo inéditos fuera de las fronteras de su país, y el nuevo mandatario asumirá el poder con una credibilidad internacional que contrasta con el declive de la influencia de Washington en el mundo.

POR:
diciembre 27 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-12-27

La actual crisis económica ha llevado a numerosos expertos a afirmar que Wall Street ha dejado de ser el referente financiero mundial, y el último informe sobre tendencias globales del Consejo Nacional de Inteligencia de Estados Unidos estima que en el 2025 puede haber un mundo multipolar. La euforia que se ha vivido en muchos países por la elección de Obama ha demostrado, sin embargo, que el ‘sueño americano’ sigue fascinando dentro y fuera de E.U. En Francia, país supuestamente antiamericano, la ‘Obamanía’ hace estragos, mientras que en Berlín 200.000 personas aclamaron a Obama antes de las elecciones sin importarles que un político extranjero hiciera campaña en su país. “Ya durante las primarias, norteamericanos que viajaron al extranjero se sorprendieron de que mucha gente supiera tanto o más que ellos sobre el proceso electoral estadounidense”, comentó John Glenn, director de política exterior del German Marshall Fond. Los ocho años de la presidencia Bush, que gran parte de la opinión pública percibió como desastrosos, el deseo de un cambio radical y el desasosiego ante la gravedad y la complejidad de los problemas globales, explican en parte ese interés. Pero la fascinación con lo que estaba ocurriendo en Estados Unidos se debió también a la personalidad de Obama, al eficaz uso en su campaña de medios de comunicación global y al hecho de que conquistara la Casa Blanca teniendo una biografía tan poco convencional. “En estas elecciones lo que se esperaba, tanto en Estados Unidos como fuera, era un cambio simbólico... y para encarnar ese cambio Obama era perfecto”, comentó Björn Conrad, del Global Public Policy Institute. Por ser el primer presidente negro de Estados Unidos, Obama, dice Conrad, “es el símbolo de que todo es posible y merece la pena intentarlo”. Este mensaje es particularmente importante para África, el continente del padre de Obama. El semanario Jeune Afrique contaba tras la victoria la emoción de “los negros despreciados y humillados”, mientras La revue pour l’intelligence du monde escribía: “Planeta Obama, su elección abre las puertas de un nuevo mundo”. Jeune Afrique añadía: “Obama nos da el ejemplo de una liberación lograda con organización, con respeto a los demás y valorización propia y tomando en serio nuestra democracia y el buen gobierno... Desde ahora los asuntos del mundo son asuntos nuestros”. La elección de Obama no sólo representa para África la asunción de una mayor responsabilidad global. La Unión Europea, dijo a Efe el director general del Instituto Demoscópico CSA, Stéphane Rozes, ha construido su identidad en los últimos años contra Washington y “ahora va a tener que construirla sobre bases positivas, sobre el contenido de un proyecto europeo”. '' Dicen que Obama es un hombre que sabe escuchar, pero eso sólo es una ventaja si los demás tienen algo que decir”, la revista ‘Der Spiegel’. Presidente para un imperio en declive La elección de un presidente negro y conciliador da esperanzas a muchos pueblos, pero pone en evidencia a las jerarquías de otros países con minorías de origen africano -como algunos latinoamericanos o Australia- donde las personas de su raza no han accedido aún a las más altas esferas del poder y eso quita argumentos contra Estados Unidos. Entre ellos están los islamistas, a quienes resultará más difícil atacar a un presidente estadounidense con nombre Hussein. Rusia también ha mostrado cierto nerviosismo (anunciando el despliegue de misiles en las fronteras con la UE horas después de la victoria de Obama) ante la perspectiva de vérselas con un presidente de Estados Unidos que evita de entrada el tono de la confrontación. Queda que, como escribió recientemente Time, pese a la “euforia global... los no-americanos se darán cuenta pronto de que Obama ha sido elegido presidente de Estados Unidos, no secretario general de la ONU”, y que representará los intereses de su país, por mucho que quiera redimirlo ante el mundo.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido