Obligaciones colombianas en el exterior se han reducido este año y representan el 19,8% del PIB

Contrario a lo que sucedió en el 2009, este año la deuda externa del país retomó la senda de la reducción y ha dejado de ser una cifra preocupante.

POR:
mayo 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-05-31

Pero más allá de la cifra absoluta, lo importante está en que se ha reducido como proporción del PIB y con ello, se aleja de ser un dolor de cabeza para Colombia, a diferencia de lo que le sucedió a Grecia y a otros países europeos. Según datos del Banrrepública, al cierre de febrero las obligaciones del sector público y de los privados en el exterior totalizaron 53.352 millones de dólares.

Esto muestra una reducción de 0,82 por ciento frente al saldo registrado al terminar el 2009. De esta manera pasó a ser el 19,8 por ciento del PIB, mientras que dos meses atrás era el 23,3 por ciento, datos que nada tienen que ver con lo que ocurre en varios países europeos, en donde la deuda supera el ciento por ciento del PIB.

El director del centro de Estudios Económicos de la Escuela Colombiana de Ingeniería, Eduardo Sarmiento, dice que entre las razones que justifican el descenso es que se ha visto algo de sustitución de deuda externa por interna, sumado a la revaluación, porque esa deuda en pesos vale cada vez menos.

El director de investigaciones económicas de Correval, Daniel Velandia, explica que otro motivo de la reducción como proporción del PIB es que el crecimiento de la economía va a un ritmo mayor que el aumento en la deuda.

Sin embargo, en los últimos meses el Gobierno se ha endeudado afuera aprovechando las buenas condiciones de financiación en los mercados externos por cuenta de las bajas tasas. De todas formas, estas cifras no incluyen una emisión de bonos que hizo el Gobierno en abril, por 800 millones de dólares.

A juicio de Velandia, un elemento clave a tener en cuenta es el plazo de las obligaciones del país, porque "es importante ver el endeudamiento a corto plazo para saber si se es vulnerable a los choques externos".

En este frente, Colombia está bien posicionada, pues sus deudas a corto plazo representan apenas el 2 por ciento del PIB, mientras que en Perú es del 4 por ciento, en Chile y Argentina es del 10 por ciento y en Europa es más del 20 por ciento.

Por su parte, Álvaro Montenegro, profesor de la Universidad Javeriana, considera que la deuda externa debería medirse teniendo en cuenta la capacidad de pago, pues al hacerlo como porcentaje del PIB "puede dar una sensación de falsa seguridad. Por ejemplo, la deuda del Gobierno debe medirse como porcentaje de su tamaño y no del PIB". Hasta febrero, el sector público adeudaba 36.548 millones de dólares.

Siga bajando para encontrar más contenido