Una oleada de malas noticias

Una oleada de malas noticias

POR:
junio 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-06-30

El de ayer no fue un buen día para los mercados de valores en el mundo. Prácticamente en todas las latitudes la constante fueron las caídas, ante la posibilidad de que la economía global siga un buen rato por una senda difícil. Una vez más, el detonante estuvo relacionado con noticias negativas, a lados diferentes del Pacífico. Por una parte, todo indica que abril no fue un buen mes para China, con lo cual el que es considerado el principal motor de la producción global podría estar aminorando su velocidad, después de haber crecido por encima del 10 por ciento en el primer trimestre del año. Por otro lado, la confianza de los consumidores en Estados Unidos experimentó un fuerte descenso al llegar a su peor nivel en más de tres meses. Todo indica que la falta de progresos contundentes en el frente laboral ha vuelto a intranquilizar al público que mira con inquietud las altas tasas de desempleo. Para algunos analistas la reacción probablemente no habría sido tan extrema, de no ser porque las malas nuevas han abundado desde hace varias semanas. Tanto la crisis de la deuda, que tiene postradas a varias economías de Europa, como la debacle que enfrenta la British Petroleum al tratar de contener sin éxito el inmenso derrame de petróleo que contamina el Golfo de México, se han combinado para hacer más oscuro el ambiente. Y aunque tales hechos no están relacionados, pueden acabar combinándose para darle un tono pesimista al futuro cercano. Si eso ocurre, las expectativas podrían deteriorarse, dando origen a un círculo vicioso que sería no sólo inconveniente, sino preocupante.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido